• Tras el visto bueno en Japón, era el único fleco que quedaba a Zeltia (ahora PharmaMar) para cotizar en Wall Street.
  • Es un paso de gigante: EEUU representa el 42% del mercado oncológico mundial y aportará ingresos trimestrales de unos 20 millones.
  • La aprobación supone una inyección automática de 8,8 millones de pago de Janssen Products, que lo comercializará.
  • Zeltia se dispara en la bolsa, en la que cotizará a partir del 2 de noviembre como PharmaMar: es el último peldaño de su fusión a la inversa.
  • Más de la mitad de las ventas del grupo hasta septiembre (126 millones) corresponden al 'Yondelis'.
Zeltia, ahora PharmaMar, está cumpliendo escrupulosamente el guión que se marcó en diciembre del año pasado para dar, como llamamos entonces, su gran salto adelante hacia su internacionalización. El último fleco ha sido la aprobación en EEUU, este viernes, de su fármaco estrella, el Yondelis, del que depende toda la estrategia del grupo que preside José María Fernández de Sousa-Faro (en la imagen) para poner en valor su principal negocio, la oncología. El primer paso en ese plan fue culminar el proceso de fusión a la inversa con su filial oncológica (aprobado en la última junta de accionistas), y el último será cotizar en Wall Street. No lo hará hasta 2016 y dependía hasta ahora del paso crucial que significa el visto de la Agencia del Medicamento estadounidense (FDA, en sus siglas en ingles). La bolsa había adelantado ya ese veredicto con avances escalonados durante el año. De hecho, el valor ha subido un 64,8% en los últimos doce meses. Y hoy se dispara casi un 4%. Ocurre, por tanto, lo contrario que en 2009, cuando la FDA no aprobó el fármaco. El efecto en bolsa, entonces, fue devastador. Por cierto, Zeltia dejará de cotizar en la bolsa española, reemplazada por PharmaMar. Lo primero ocurrirá el 30 de octubre y los segundo, el 2 de noviembre. El Yondelis, tomado de una especie marina, estaba aprobado hasta ahora en más de 70 países (30 de ellos europeos) y ha demostrado su eficacia contra los tumores malignos en tejidos blandos (músculos, grasa, nervios o tendones) y para el tratamiento del cáncer de ovario. Pero quedaba Estados Unidos, el paso más importante para PharmaMar: ese país representa el 42% del mercado oncológico mundial y podrá sumar unos ingresos trimestrales de unos 20 millones de euros. A eso se añaden los 8,8 millones de ingresos que recibirá de Janssen Products (división de Johnson & Johnson), según el acuerdo de licencia para su comercialización. Recientemente, a principios de mes, recibió la última autorización en Japón para comercializar el Yondelis. Esa aprobación le supuso unos ingresos de 8,8 millones de euros de Taiho Pharmaceutical (división de Otsuka) por la misma razón que en EEUU, el acuerdo de licencia y comercialización. Pero Japón representa el 12,5% del mercado oncológico, no el 42% de Estados Unidos. Zeltia ha presentado esta semana los resultados hasta septiembre, en los que destaca que más del 50% de las ventas del grupo (126,8 millones, el 8,5% más) correspondieron al Yondelis (65,2 millones, el 14% más). El futuro, en consecuencia, es prometedor. El beneficio, sin embargo, se redujo un 56%, hasta 7,7 millones, por las inversiones en I D (8,6 millones) y las inversiones en promoción y apertura de filiales. Zeltia ha inyectado toda la artillería desde hace un año para presentar en distintos foros y congresos los resultados positivos del fármaco y los estudios clínicos. Empezó en diciembre de 2014 en el congreso de San Antonio (EEUU), pero el objetivo último era el visto bueno que ha obtenido hoy. Rafael Esparza [email protected]