• Y una autoridad catalana de inversiones y mercados (ACIM).
  • Además, según la Generalitat, durante el periodo transitorio hacia la independencia todos los depósitos de las entidades catalanas se mantendrán bajo el paraguas del Fondo de Garantía español.
La Generalitat parece que no ha tenido suficiente con la visita que la realidad le hizo la semana pasada, en forma de fuga masiva de empresas y declaraciones de todo tipo de líderes internacionales avisando de lo estéril de su intento de separarse de España. El Govern ignora todo eso y, en su realidad virtual, ahora estudia la creación de un Banco central de Catalunya (BCC) y de una autoridad catalana de inversiones y mercados (ACIM). El primero supervisaría la solvencia de las entidades financieras; y el segundo, aseguraría la protección de los inversores y una correcta formación de los precios, informa La Vanguardia. Para más inri, el documento argumenta que durante el periodo transitorio hacia la independencia todos los depósitos de las entidades catalanas se mantendrán bajo el paraguas del Fondo de Garantía español. Las dos instituciones anteriormente citadas "dotarían Catalunya de voz propia en organismos monetarios europeos e internacionales", según remarca el documento "La situación de la economía en un estado catalán". Mucho ánimo… Andrés Velázquez [email protected]