• Moncloa ultima, con el PSOE y con Ciudadanos, los detalles de cómo se va a aplicar el artículo 155 de la Constitución...
  • Mientras, el separatismo quita hierro a la masiva huida de empresas de Cataluña. Los 'indepes' dicen que los traslados de las sedes sociales "no han implicado en ningún momento la deslocalización de ningún puesto de trabajo ni de ninguna inversión".
  • Puesto que "los centros de trabajo se mantienen abiertos", ha asegurado el diputado del PDeCAT en el Congreso y alcalde de Tortosa, Ferran Bel.
Quedan 24 horas para que finalice el plazo, el segundo y último, dado por el Gobierno a la Generalitat para que aclare si proclamó o no la independencia de Cataluña. El Govern ya ha avisado de que "no se moverá" de su propuesta de diálogo sin confirmar si hubo Declaración Unilateral de Independencia. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, han pedido hoy "sensatez", "equilibrio" y "claridad" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su respuesta al segundo requerimiento para que aclare si ha declarado o no la independencia de Cataluña y han dado un último aviso: "Si el requerimiento no es atendido, se aplicará el artículo 155 de la Constitución para recuperar la autonomía de Cataluña y volver a la legalidad". En cualquier caso, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ultimará este miércoles con el PSOE y con Ciudadanos los detalles de cómo se va a aplicar el artículo 155 de la Constitución. En las filas del PSOE apuestan por una aplicación limitada y enfocada en la convocatoria de elecciones autonómicas, informa RTVE. Eso sí, no descartan que su vigencia vaya más allá de los 54 días que prevé la ley entre la convocatoria y la celebración de los comicios. Para la formación naranja, la mejor solución sería convocar elecciones autonómicas en Cataluña, si Puigdemont no lo hace, y garantizar que los ciudadanos pudieran votar en libertad y con seguridad. Pero los 'indepes' siguen a lo suyo. El consejero de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva (a la derecha en la imagen), asegura que el Govern está "preparado" para declarar unilateralmente la independencia de Cataluña, aunque no ha especificado cuándo, al mismo tiempo que ha garantizado que no darán marcha atrás si el Gobierno de Mariano Rajoy activa el artículo 155 de la Constitución. El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, sostiene en Twitter que los líderes de la ANC y de Òmnium están en prisión como "venganza contra la dignidad y el civismo de una ciudadanía que fue a votar y a decidir el 1 de octubre". Mientras que el diputado del PDeCAT en el Congreso y alcalde de Tortosa, Ferran Bel, ha asegurado en la SER que los traslados de las sedes sociales de las empresas en Cataluña "no han implicado en ningún momento la deslocalización de ningún puesto de trabajo ni de ninguna inversión", puesto que "los centros de trabajo se mantienen abiertos en la comunidad autónoma". Un dato: la matriculación de turismos en Cataluña se mantiene en la primera quincena de octubre, según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Andrés Velázquez [email protected]