• O sea, que interviene de facto la autonomía (¿artículo 155?).
  • Aunque el Ejecutivo se cuidará muy mucho de decirlo: argumentará que solo interviene la economía…
El Consejo de Ministros adoptará hoy viernes nuevas medidas para garantizar que el dinero público de los catalanes no se destine a la celebración del referéndum. El Gobierno acordará estas medidas después de que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, haya remitido una carta al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, informando de que la Generalitat dejará de enviarles los informes semanales de sus gastos y sólo les hará llegar el que tiene carácter mensual. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, advirtió por carta a Junqueras de que si no remite la información que se le exige sobre los gastos de la Generalitat, el Gobierno "adoptará las medidas necesarias" para que cumpla con la legislación vigente. Frente al argumento de Junqueras de que esa obligación supone un control político, el titular de Hacienda lo niega y señala que se trata de una medida de control de la gestión y destino de los recursos públicos y, "en definitiva, de la legalidad para garantizar la financiación de los servicios públicos fundamentales". "Las decisiones del Gobierno de España están encaminadas al cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera recogidos en la Constitución", recalca el ministro. Además, le recuerda que el envío de la información requerida deriva del compromiso adquirido voluntariamente por Cataluña al adherirse al mecanismo de financiación. Todo esto, en la práctica, quiere decir que el Gobierno interviene de facto la autonomía. Lo que casi equivale a utilizar el artículo 155 de la Constitución... Aunque el Ejecutivo se cuidará muy mucho de decirlo: argumentará que solo interviene la economía, no vaya a ser que le acusen de autoritarismo. Andrés Velázquez [email protected]