• Los estudiantes de escuelas públicas podrán por primera vez elegir si usan pantalón o falda como parte de su uniforme, independientemente de su género, según lo que se sientan.
  • Es decir, ideología de género en estado puro y desde la más tierna infancia.
Los estudiantes de escuelas públicas en Puerto Rico podrán por primera vez elegir si usan pantalón o falda como parte de su uniforme, independientemente de su género, sin ser sancionados, informa Hoy. Rafael Román, secretario de Educación del Gobierno puertorriqueño, dijo que la nueva regulación se aplica también para los alumnos gay, lesbianas o transexuales. Agregó que los maestros ya no podrán disciplinar a los estudiantes que prefieran usar falda en lugar de pantalón o viceversa. "Ningún estudiante podrá ser sancionado por dejar de utilizar una pieza particular de ropa… con la que no se sienta cómodo o cómoda", dijo. Sin embargo, los críticos de la nueva regulación acusan a los funcionarios del Gobierno de actuar como dictadores y arrebatar a los padres su autoridad. Y es que, como parte de sus uniformes, en las escuelas públicas puertorriqueñas, las niñas acostumbran a usar falda y los niños pantalón. Algo que es 'mu raro, raro, raro', para los promotores de la ideología de género (o sea, aquellos que defienden elegir el sexo que tú sientas que eres, con independencia de lo que dicte la naturaleza), y que además imponen su ideología por encima de los derechos de los padres a educar a sus hijos. Y así, algo que no revestiría ninguna importancia en sí misma, como que las niñas usaran pantalón por ejemplo, queda vicidado desde el momento en que la ideología de género hace su aparición... para contaminarlo todo. José Ángel Gutiérrez [email protected]