• Roger Torrent, presidente del Parlament, y los diputados electos tenían previsto reunirse allí este miércoles.
  • La reunión debe tratar la investidura de Puigdemont, que el lunes fue anunciado como candidato a la presidencia de la Generalitat para una sesión que se prevé el martes 30 de enero.
  • No obstante, si no se reúnen allí, pueden reunirse en una cafetería. Así que tampoco esta medida es que vaya a resultar muy eficaz.
El Gobierno impedirá el acceso de Carles Puigdemont y los exconsellers que están en Bruselas al edificio de la Generalitat en territorio belga. Roger Torrent (en la imagen), presidente del Parlament, y los diputados electos tenían previsto reunirse allí este miércoles. La reunión debe tratar la investidura de Puigdemont, que el lunes fue anunciado como candidato a la presidencia de la Generalitat para una sesión que se prevé el martes 30 de enero, informa La Vanguardia. En virtud del 155, que sigue en vigor, el Gobierno puede tomar cualquier decisión en las dependencias de la Generalitat. La oficina de la Generalitat en Bruselas fue la única delegación que permaneció abierta tras la intervención de la autonomía catalana el pasado mes de octubre, aunque su delegado, Amadeu Altafaj, fue cesado. Será la seguridad privada del edificio la que deberá impedir el acceso. No obstante, si no se reúnen allí, pueden reunirse en una cafetería. Así que tampoco esta medida es que vaya a resultar muy eficaz. Andrés Velázquez [email protected]