• Exige a Grecia reformar las pensiones, subir el IVA, hacer privatizaciones y una reforma laboral.
  • Pide a España que continúe con las reformas, en particular en el mercado laboral para reducir la dualidad entre contratos indefinidos y temporales.
  • Y denuncia el alto nivel de paro y la deuda de nuestro país.
Los ministros de Economía de la eurozona se reúnen este viernes con la situación de Grecia como principal argumento. En concreto, van a pedir al nuevo Gobierno griego de Syriza que acelere las negociaciones con la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional y rebautizada como 'grupo de Bruselas') sobre el plan completo de reformas que le exige la UE. Tras varios meses de desencuentros, las negociaciones entre Grecia y la troika se han intensificado en los últimos días, pero persisten "diferencias significativas" en algunas áreas, según consta en la agenda anotada del Eurogrupo remitida al parlamento holandés. Según el propio primer ministro heleno, Alexis Tsipras, los puntos de desacuerdo son la reforma laboral, las pensiones, la subida del IVA y las privatizaciones y ha dejado claro que las discrepancias son políticas, ya que su Gobierno quiere acabar con las políticas de austeridad que considera impuestas por la UE, y no de carácter técnico. El resultado es que Grecia no cumplirá el primer plazo que fijaba el acuerdo alcanzado en el Eurogrupo del 20 de febrero para prorrogar cuatro meses el rescate. "El único plazo que hay ahora es el de junio", que es cuando caduca la prórroga, asegura un funcionario. Las "diferencias significativas" que todavía existen entre las dos partes impedirán un acuerdo para desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate, tal y como esperaba inicialmente Atenas para hacer frente a sus crecientes necesidades de liquidez. El calendario depende también de la liquidez del Gobierno griego y de si tiene suficientes fondos para atender el pago de salarios y pensiones y de los próximos vencimientos al FMI en mayo. En lo que respecta a España, el Eurogrupo debatirá además en Riga la "buena evolución" de la economía española, aunque constatará que todavía sufre desequilibrios importantes, como el alto nivel de paro y la deuda, y pedirá al Gobierno de Mariano Rajoy que continúe con las reformas, en particular en el mercado laboral para reducir la dualidad entre contratos indefinidos y temporales. El Eurogrupo concluirá que no existe ningún riesgo de que España no devuelva los 38.500 millones de euros que le quedan pendientes del rescate bancario. El Gobierno ya reembolsó por anticipado 1.300 millones de euros el año pasado y otro tramo de 1.500 millones en marzo. Andrés Velázquez [email protected]