• En la Generalitat, se enfrentan Santi Vila y Mas-Colell. El primero quiere acabar con este disparate. El segundo, no.
  • El primero considera que habría que obedecer a los tribunales… de una vez.
  • El segundo se niega. Esperemos que sólo sea por la necesidad de devolver los 350 millones de euros a Acciona.
  • En paralelo, la familia Entrecanales fuerza a José Manuel a desprenderse de energía renovable y relanzar la construcción.
Por una parte, la Generalitat, por otra Acciona, el licitador y el concesionario de Aguas del Ter Llobregat (ATLL). Ambos han recurrido la sentencia del Tribunal superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que, como tantas otras instancias judiciales, ha señalado que la concesión de ATLL al consorcio formado por Acciona y los brasileños de BTG Pactual es ilegal y que Acciona debe abandonar las instalaciones. Así que una de dos: o se abre otra vez el concurso o se concede la explotación al segundo en liza, Aguas de Barcelona (AGBAR). Ahora, el nuevo recurso terminará en sentencia que, previsiblemente dirá, again, que el concurso fue nulo. Y así seguiremos con decisiones judiciales que la Generalitat se niega a cumplir. De hecho, no se acaba de comprender muy bien por qué. Esperemos que la única razón consista en no pagar los casi 350 millones de euros a Acciona (a indemnización no tiene derecho alguno). De otra forma habría que pensar que el Gobierno Artur Mas quiere tapar algo inconfesable. En cualquier caso, el enfrentamiento es entre los consejeros Andreu Mas-Colell (Economía) y el de obras públicas (Territorio), Santi Vila. Éste último considera que hay que darle carpetazo al asunto de una vez, tras una decena de sentencias todas en la misma dirección -la nulidad del concurso-, pero Mas-Colell se niega en redondo. Y ahí seguimos. Por otra parte, el nuevo recurso de Acciona coincide con la cesión de José Manuel Entrecanales, presidente de la compañía, frente a los requerimientos de su tío Juan, su primo Juancho, y otros miembros de su familia, que le critican por su emoción ecologista, es decir, por su intensa querencia hacia las energías renovables. Pues bien, Acciona ha explicado a los analistas que reducirá su exposición a la energía verde y aumentará la partida que les catapultó a la fama: construcción, sobre todo construcción industrial. Vamos, volver a los orígenes. Eulogio López [email protected]