• Proclama el restablecimiento de la "seguridad" en la ciudad, tras hacerse con los últimos distritos de la zona oriental que aún no controlaba.
  • En la ciudad se oyen disparos al aire y el ruido de las bocinas de coches que celebran su "reunificación".
El Gobierno sirio de Bashar al Assad ha dado por completada la reconquista de Alepo con la salida de los últimos grupos de evacuados del pequeño reducto en el que se atrincheraban los rebeldes yihadistas, que según la televisión estatal han abandonado la ciudad, si bien ningún organismo internacional ni ONG ha confirmado el final de la operación, informan agencias. En cualquier caso, el Ejército sirio ha anunciado que Alepo está libre de "terroristas" y ha proclamado el restablecimiento de la "seguridad" en la ciudad, tras hacerse con los últimos distritos de la zona oriental que aún no controlaba. Además, en la ciudad se oyen disparos al aire y el ruido de las bocinas de coches que celebran su "reunificación", como lo denominan los habitantes de los distritos del oeste. Un comunicado de la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas Sirias destaca que la victoria en esta población "marca un cambio estratégico y un punto crucial en la guerra contra el terrorismo", además de suponer un golpe al proyecto de los "terroristas" y sus aliados. En la nota, las Fuerzas Armadas instan a todo aquel que lleve armas a que "aprenda la lección" y las abandone, porque, aseguran, la lucha contra el terrorismo seguirá hasta "la liberación del último palmo del territorio". Al mismo tiempo, la televisión oficial ha informado de que los últimos cuatro autobuses con evacuados de los distritos asediados del este de la ciudad han abandonado la zona sitiada y han cruzado al barrio de Al Ramusa, bajo el control de las fuerzas gubernamentales. El proceso de evacuación se inició hace una semana y ha sufrido varias interrupciones, aunque se ha ido completando poco a poco: según el Comité Internacional de la Cruz Roja, que colabora en la evacuación, al menos 34.000 personas han salido de los distritos sitiados de Alepo desde el pasado 15 de diciembre. Naciones Unidas, por su parte, estimaba este mismo jueves que entre 35.000 y 40.000 personas han abandonado el asedio de Alepo, en dirección a zonas rurales de la provincia homónima y a la vecina región de Idlib, controlada casi totalmente por los insurgentes. Andrés Velázquez [email protected]