• Y Mariano Rajoy hace un guiño al sector al anunciar en Barcelona que el Gobierno aprobará el PIVE 8 la próxima semana.
  • La multinacional germana invertirá 4.200 millones en I D y en las fábricas de su filial, Seat, en Martorell, y de VW Navarra.
  • El vicepresidente de VW, García Sanz, explicó a Rajoy en Moncloa que esas plantas "están entre las mejores del grupo por productividad y flexibilidad".
  • Según VW, se trata de la mayor inversión industrial en España y ayudará a crear empleo en la industria auxiliar del automóvil.
  • Por cierto, la complicidad de Rajoy es con el automóvil, no con Artur Mas.
El Grupo Volkswagen confirma su apuesta por España con una inversión mutimillonaria. Destinará, en concreto, 4.200 millones de euros en cuatro años (2015 y 2019) a sus instalaciones e I D en España y a las plantas de Seat en Martorell (Barcelona) y de Volkswagen en Landaben (Navarra). El vicepresidente mundial de Compras del grupo germano, Francisco Javier García Sanz, se lo comunicó este jueves en La Moncloa al presidente del Gobierno (ambos en la imagen). Mariano Rajoy, por su parte, ha aprovechado su presencia este viernes en el Salón del Automóvil de Barcelona, que ha inaugurado, para agradecer, por un lado, el gesto de VW, y para poner de relieve, por otro -con cifras, como le gusta últimamente-, la importancia del sector del automóvil como motor de la economía española. Es un toma y daca, al fin y al cabo. Por un lado, si hay algo que funciona bien en el eje hispano-alemán -aparte de la sintonía entre Rajoy y Merkel- está precisamente en el sector del automóvil. Pero las complicidades van a más si ampliamos el foco al sector en su conjunto. El presidente del Gobierno ha aprovechado el encuentro en Barcelona con los representantes de la industria del automóvil (presidentes, fabricantes, patronales…) para anunciar que el Consejo de Ministros del próximo viernes aprobará el PIVE 8 para apoyar la venta de coches. Parecía que se iba a hundir el mundo en el sector si no lo anunciaba ya. A Anfac le ha faltado tiempo para decir, en un comunicado, que es "una noticia enormemente positiva". Rajoy es consciente del peso de esta industria en el PIB español (un 10%) y ha justificado esas ayudas, que se reparten al 50% el sector y el Estado, en que las siete ediciones anteriores han apoyado la compra de 900.000 vehículos. "Cuando las políticas funcionan, hay que seguir apostando por ellas", ha dicho, al tiempo que agradecía la apuesta por España de la industria del motor "cuando pocos apostaban por el país". Por cierto, la complicidad de Rajoy con el automóvil es una cosa, y otra, muy distinta, con el presidente de Cataluña, Artur Mas. Han coincidido, eso es todo. Y Rajoy ha aprovechado la ocasión para decir que "Barcelona y su industria se abrieron a personas de toda España y éstas enriquecieron una tierra, modelo de apertura y eficiencia con la que se identifica a España" (sic). El vicepresidente de Volkswagen, Francisco Javier García Sanz, por su parte, ha destacado dos ideas en el anuncio de su abultada inversión. La primera, que España es ya "un país clave en la estrategia del grupo" y que se trata de "la mayor inversión industrial realizada en la historia de España". Y a eso ha añadido un piropo agradecido: las plantas de Pamplona y Barcelona "están entre las mejores fábricas del grupo en términos de productividad y flexibilidad". En suma, que esas instalaciones, que el año pasado produjeron 748.400 automóviles ( 13,1%), tienen un futuro prometedor, atraerán nuevos modelos y servirán como plataforma para el aprovisionamiento de piezas y componentes fabricados en España. Importante para crear empleos en la industria auxiliar del automóvil. El grupo germano tiene una plantilla próxima a 22.000 trabajadores en España, donde el año pasado facturó 13.800 millones y donde vendió 216.250 vehículos (200.000 de ellos turismos). Su actividad se reparte en diferentes empresas, aunque las más importantes son la su filial Seat y Volkswagen Navarra. A ellas se unen Volkswagen-Audi España, VW Financial Services, VW Group Retail Spain, Porsche Ibérica, MAN Truck & Bus, MAN Finance, MAN Diesel & Turbo, Scania Ibérica, Scania Finance, Italdesign Giugiaro Barcelona y Audi Tooling Barcelona. Rafael Esparza [email protected]