• Localizados los cadáveres de al menos 85 inmigrantes embarcados desde Libia.
  • El número de embarcaciones que zarpan desde Libia para tratar de llegar a Italia se ha disparado en las últimas semanas.
  • Es consecuencia de la llegada del buen tiempo y de los mayores controles en la ruta entre Turquía y Grecia.
  • Hasta el viernes pasado habían llegado a Italia 40.660 personas, un 2% menos que en el mismo periodo del año pasado.
Al menos 85 cuerpos de inmigrantes, que habrían muerto ahogados en el Mediterráneo, han sido hallados este jueves cerca de la ciudad de Zuwara, en la zona oeste de Libia, según un portavoz de la Media Luna Roja, Al Jamis al Bosaifi, informan agencias. Los equipos de rescate trabajan en la zona en busca de más cadáveres del aparente naufragio, al tiempo que intentan determinar las circunstancias en que han perdido la vida estas personas, que habrían intentado cruzar por mar a Europa. El número de embarcaciones que zarpan desde Libia para tratar de llegar a Italia se ha disparado en las últimas semanas como consecuencia de la llegada del buen tiempo y de los mayores controles en la ruta entre Turquía y Grecia. Cientos de personas murieron en la zona central del Mediterráneo de la semana pasada. Las organizaciones sospechan que la mayoría de estas embarcaciones parten desde zonas costeras situadas entre las ciudades de Zuwara y Sabratha, en el oeste de Libia. La ruta del Mediterráneo central, que une la costa norteafricana con Italia a través del Canal de Sicilia, es la más letal para los refugiados y migrantes que huyen de conflictos armados o del hambre. Sin embargo, cientos de personas siguen intentándolo, aprovechando el buen tiempo y forzados por el cierre de la ruta de entrada a través de Grecia. La mayoría de los barcos detectados estos últimos días salieron de Libia, concretamente de la localidad de Sabratha. Pero lo peor es lo que cuentan los rescatados: que los traficantes de personas establecidos en esta localidad les han golpeado y han violado a las mujeres, según Médicos sin Fronteras. Entre los migrantes que han conseguido llegar a Italia hay eritreos, sudaneses, nigerianos y ciudadanos de otros países de África Occidental. Hasta el viernes pasado habían llegado 40.660 personas, un 2% menos que en el mismo periodo del año pasado, según el Ministerio de Interior italiano. José Ángel Gutiérrez [email protected]