• Para la Fiscalía de la Audiencia Nacional, se trata de hechos "de extrema gravedad" y la finalidad de los agresores era "generar terror en parte de la población".
  • Pero Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra han presentado hoy una declaración conjunta en el Parlamento de Navarra en la que manifiestan su "más rotunda discrepancia" con la petición fiscal de 375 años de prisión.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó ayer la apertura de juicio oral para los ocho detenidos por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua el pasado 15 de octubre, para quienes solicita penas de entre 12 y 62 años de cárcel por delitos de lesiones con carácter terrorista y amenaza terrorista. La mayor pena solicitada, de 62 años y medio, es para Oihan Arnanz, a quien atribuye además del delito de lesiones el de amenaza terrorista. Para otros seis acusados solicita 50 años de prisión por cuatro lesiones de carácter terrorista. Para Ainara Urquijo reclama 12 años y seis meses por delito de amenazas terroristas. En su escrito, el fiscal José Perals considera que la finalidad de los agresores era "generar terror en parte de la población" y señala que los hechos "son de extrema gravedad y no se limitan a una agresión puntual en un día concreto en la mencionada localidad, sino a un ambiente social de presión sobre un determinado colectivo, los miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra   -o sea, el cuatripartito de ultraizquierda y abertzale que gobierna en Navarra-  han presentado hoy una declaración conjunta en el Parlamento de Navarra en la que manifiestan su "más rotunda discrepancia" con la petición fiscal de 375 años de prisión para los encausados por la agresión a dos guardias civiles en Alsasua, informa Navarra.com. El cuatripartito considera que "este caso ha llegado a un nivel de desproporción y sinrazón inaceptables". Qué raro. La declaración, que había sido presentada para su votación este miércoles en el Parlamento, finalmente no se ha debatido, dado que UPN y PPN han votado en contra de una reunión extraordinaria de la Junta de Portavoces del Parlamento al no haberse convocado con 24 horas de antelación. La declaración se debatirá en una próxima sesión, probablemente en septiembre. Andrés Velázquez [email protected]