• Romero fue fichado hace poco más de un año por Dimas Gimeno pero el plan de desvinculaciones voluntarias no ha funcionado.
  • Para los veteranos de RRHH (Tomás Arranz), solo ha servido para que se marchen los buenos y se queden los malos.
  • Todo ello dentro del equipo de gestión reforzada de la cúpula directiva.
  • Como ya adelantó Hispanidad, la clave de ese refuerzo ha sido la colocación de Víctor Del Pozo y de Jesús Nuño al lado de Dimas.
  • Se esperan nuevos cambios y nuevas jubilaciones en el consejo de marzo, donde se pondrá fin al ejercicio.
Dimas Gimeno fichó a José Luis Romero en noviembre de 2015 para que liderara el departamento de RRHH y abordara la saturación de plantilla de los grandes almacenes. Experiencia no le faltaba. Fue el artífice del mega-ERE de Iberia entre los años 2013 y 2014. Ahora bien, su plan de desvinculaciones voluntarias no ha funcionado y ahora, catorce meses después, abandona el grupo. Para los veteranos del departamento, como Tomás Arranz -se jubilará próximamente-, el plan sólo ha servido para que se marchen los buenos y se queden los malos. Lo cierto es que Arranz ha sido uno de los que más han contribuido para que Romero haya abandonado. En otras palabras, le ha hecho la vida imposible. El sustituto de Romero será Manuel Pinardo, un hombre de la casa. Se acabó, de momento, lo de buscar talento fuera de la compañía. Y todo ello se enmarca dentro del equipo de gestión reforzada de la cúpula directiva. Como adelantó Hispanidad, la clave de ese refuerzo ha sido la colocación de Víctor Del Pozo -directivo de confianza de Marta Álvarez Güil- y de Jesús Nuño de la Rosa al lado del presidente, Dimas Gimeno. Se esperan nuevos cambios y nuevas jubilaciones en el consejo de marzo, donde se pondrá fin al ejercicio. En dicho consejo se consolidarán los dos nuevos 'Ceos' de la compañía. Del Pozo será una especie de director comercial, encargado de llevar compras y ventas, esto es, la parte central del negocio, y Nuño de la Rosa, además de controlar a Del Pozo, será el encargado de los servicios corporativos anexos -en teoría, también financiación- y de los negocios de las filiales. Pablo Ferrer [email protected]