• Los grandes almacenes alquilarán plantas al 'Zara japonés' en centros de Madrid, Barcelona y Málaga.
  • Pero el plan es ampliar el acuerdo a otros muchos centros del país en el futuro.
  • El origen está en la alianza deUniqlo con los grandes almacenes franceses Le Printemps, que por cierto, como los británicos Harrods y ECI, tienen a Qatar como socio de referencia.
  • Es similar a lo que ECI ha hecho con Samsung en Madrid y hará con automóviles Tesla en cinco centros, a partir de febrero.
  • Se convierte en arrendador de espacios a grandes marcas... que le aseguran un mínimo de ingresos garantizado.
  • Algo que financieramente le viene bien y además le sirve para aportar valor al cliente y diferenciarse de la venta 'online'.
El Corte Inglés (ECI) se alía con la textil japonesa Uniqlo. En concreto, los grandes almacenes españoles le van a alquilar plantas (de unos 1.000 metros cuadrados) en tres de sus centros: Madrid, Barcelona y Málaga. Aunque el plan es ampliar el acuerdo a otros muchos centros del país en el futuro. Esto es similar a lo que ECI ha hecho con Samsung en su centro comercial de Callao, en Madrid, dando lugar a la mayor tienda de la tecnológica surcoreana en España, que se inauguró en diciembre y está siendo un éxito. Al mismo tiempo, es similar al acuerdo firmado con Tesla y que será realidad en cinco centros comerciales el próximo mes, cuando se corte la cinta roja en el de Bilbao. Esto vendrá bien a los planes de expansión de la compañía estadounidense de coches eléctricos, pues hasta ahora sólo ha tenido algunas tiendas temporales (por ejemplo, en Marbella) y sólo cuenta con dos tiendas físicas (Madrid y Barcelona) que abrieron en otoño en nuestro país. Volviendo a la alianza con Uniqlo, conviene destacar que ECI se convierte en arrendador de espacios a grandes marcas pero dicha estrategia no pone en peligro su negocio. Y es que dichas marcas (Samsung, Tesla y ahora también la textil japonesa) le aseguran un mínimo garantizado de ingresos, que abonan independientemente de lo que venden, y al que luego añaden un variable. Una alianza con la que ambas partes salen ganando y que tiene su origen en el acuerdo que Uniqlo tiene con los grandes almacenes franceses Le Printemps, los cuales, por cierto, como los británicos Harrods y ECI, tienen a Qatar como socio de referencia. Por un lado, a los grandes almacenes que preside Dimas Gimeno el acuerdo le viene bien financieramente y además le sirve para aportar valor al cliente y diferenciarse del canal online. Y por otro, a la textil japonesa le favorece en su estrategia de competir con Inditex (el sueño de su fundador, Tadashi Yanai, como señaló a El País), pues tiene fuerza -su beneficio se ha disparado- e implantarse en España, ya que hasta ahora sólo tiene dos tiendas físicas en Barcelona y estaba buscando lugares en Madrid. Además, Uniqlo también quiere aprovechar las dificultades de H&M y desembarcará en su casa, Suecia, el próximo otoño, dentro de sus planes de expansión por Europa. En definitiva, la alianza entre ECI y Uniqlo va más allá de un alquiler de espacios. Y es que la estrategia supone una evolución de la tienda pura a una tienda experiencial, donde el cliente encuentra todas las marcas y lo que más importa es que la experiencia de compra sea buena. Es la única forma que tiene el canal tradicional de competir con el online, con el que ya no le queda más remedio que convivir: de ahí, la omnicanalidad de la que hablan los grandes almacenes. Por cierto, aclarar que las negociaciones con (Primark), otro candidato a pacto tipo Samsung o Uniqlo con El Corte Inglés, están paralizadas. Cristina Martín [email protected]