• El presidente no lo aceptará. Insiste en que se concreten sus funciones y en un 'Pacto por El Corte Inglés' (ECI).
  • Lo que significa, por de pronto, que ni Lasaga ni Echevarría se jubilan el 28 de febrero.
  • A cambio del Pacto, Marta y Cristina Álvarez exigen que se retiren las demandas de IASA.
  • Y atención, ha vuelto Juan Hermoso, ahora asesorando a las hijas de Isidoro.
  • El Consejo no sesiona desde octubre.
  • Y sigue pendiente la petición de una auditoría sobre el Departamento de Seguridad.
Decíamos ayer que el presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno Álvarez, había propuesto un pacto por El Corte Inglés a las hijas de Isidoro Álvarez, Marta y Cristina Álvarez Guil y el todavía hombre fuerte, Florencio Lasaga. No ha habido respuesta sino, por el contrario, lo que se espera es que Florencio Lasaga y su mano derecha, Carlos Martínez Echevarría, ofrezcan a Gimeno una generosa indemnización por su dimisión. Sólo habría una posibilidad de negociar si la madre y el tío del presidente, María Antonia Gimeno y César Álvarez retiraran sus demandas contra Marta y Cristina Álvarez Guil. Tengan en cuenta que entre ellos cuatro, más el propio Dimas, poseen el 22% de El Corte Inglés, a través de IASA (Inversiones Álvarez SA). El punto muerte en el que se ha entrado significa, por de pronto, que ni Lasaga ni Echevarría se jubilan el próximo 28 de febrero. Recuerden que el plan consistía en que los dos directivos con más poder en El Corte Inglés se retirarán  como ejecutivos en febrero, final de ejercicio económico, como consejeros en agosto (Junta de Accionistas mientras permanecían como miembros del Patronato de la Fundación Ramón Areces-37% del capital de ECI-). Patronato que preside Florencio Lasaga, el hombre que a sus 84 años, ha estado con los cuatro presidentes que ha tenido El Corte Inglés. Don César, don Ramón, don Isidoro y ahora Don Dimas. Y ojo porque el panorama judicial podría complicarse, con el doble enfrentamiento de la institución, cuyo máximo accionista particular son las hermanas Álvarez, contra las familias Areces y Álvarez (la otra rama). De postre, estamos en negociaciones para refinanciación y el inversor cataría Al Thani sigue adelante con su proyecto. En cualquier caso, si no se llega a un acuerdo, Marta Álvarez podría asumir la Presidencia en sustitución de Dimas Gimeno. Y atención, ha vuelto Juan Hermoso, antaño principal apoyo de Dimas Gimeno, sólo que ahora en apoyo de las hijas de Isidoro. En el entretanto el Consejo no sesiona desde octubre. Y no está claro que vuelva a hacerlo antes de febrero, resultados decires de ejercicio. Y continúa pendiente la petición de una auditoría sobre el Departamento de Seguridad, que dirige el inquietante Juan Carlos Fernández-Cernuda, hoy principal valedor de Marta y Cristina Álvarez Guil. Eulogio López [email protected]