• Y Paloma García Miranda les apoya.
  • La hija de Isidoro Álvarez quiere asumir la Presidencia y busca con los Areces el pacto de accionistas: 40% del capital.
  • Óscar Areces, no su hermana Carlota,  entrará en el Consejo de ECI en representación de Ceslar.
  • El que fuera despedido por la vieja guardia, ascendido.
  • Y ojo, porque si cae Dimas caerá también Juan Hermoso. Y Leopoldo del Nogal tiene los días contados. Fecha: junta general de finales de agosto.
  • Y a medio plazo, reforma en el Patronato y salida de Florencio Lasaga.
En primer lugar aclarar que todo está condicionado. Marta Álvarez Guil, hija de Isidoro Álvarez, ha logrado pactar con la familia Areces (Ceslar), cuya representante, Carlota Areces, fue expulsada del Consejo por oponerse -menos mal que alguien se opuso- al acuerdo con Catar, que ahora pesa como una losa sobre El Corte Inglés. Empezando por el final: la hija adoptiva de Isidoro Álvarez quiere ser presidenta de El Corte Inglés, apoyarse en los Areces y en Paloma García Miranda (entre los 3 suman más que la Fundación Ramón Areces, que controla Florencio Lasaga, es decir, superan el 40%) y cesar al presidente, Dimás Gimeno (en la imagen), y a quienes le apoyan. Sobre todo, a Juan Hermoso, consejero de ECI y de la Fundación Ramón Areces y a Leopoldo del Nogal. Recuerden, como también adelantó Hispanidad, que ya ha sido cesado Borja de la Cierva, el segundo de Del Nogal. Fecha para realizar la operación: Junta General de Accionistas del 31 de agosto. Pacto que había adelantado Hispanidad y que si no se ha producido antes es porque Marta Álvarez y su hermana Cristina hacían promesas demasiado vagas. Comenzaron buscando el apoyo de Ceslar asegurando que no podrían volver al Consejo de dos años por prescripción estatutaria. Como todo el mundo sabe, los Estatutos se cambian si uno quiere cambiarlos o se interpretan según depende. Ahora se ha levantado el interdicto y la entrada de los Areces podía ser inmediata. Ojo, no sería su representante tradicional, Carlota Areces, quien volviera al Consejo, sino su hermano Óscar. Curioso, porque Óscar Areces, a pesar de su apellido, o quizás por ello, sufrió la persecución del inquietante Fernández Cernuda, jefe de seguridad de El Corte Inglés y de los altos directivos Leopoldo del Nogal y Borja de la Cierva (recientemente cesado). Despidieron a un Areces, además representante de un 10% del capital y luego tuvieron que ceder en los tribunales e indemnizarle, al tiempo que cesaban a otro de los perseguidores de Areces, el portavoz Diego Copado. Hombre de confianza de Juan Hermoso. Pues bien, será Óscar Reces, el más preparado de los cinco hermanos Areces, quien entre en el Consejo. Ahora bien, faltan flecos por cerrar. Porque lo cierto es que Marta Álvarez pide que los Areces le apoyen en el cese de Dimas Gimeno como presidente de El Corte Inglés. Y Ceslar responde que antes de echar a Dimas hay que contar con un sustituto. Se busca un Pablo Isla, que en su día recibiera la oferta. Marta Álvarez Guil puede ser presidenta si lo desea, pero con un Ceo. A ser posible, venido desde fuera. Caso que El Corte Inglés busca un primer ejecutivo competente. Sin experiencia, abstenerse. Probablemente se trate de un error, dado que Dimas Gimeno intenta enderezar el rumbo de la nave y ha creado un equipo en el que figuran Óscar Fernández del Llano y Antonio Ortega, aunque con estos sí que se cuenta. En cualquier caso, se busca un Ceo. Y ojo, si el pacto se consolida la renovación no acabaría en Gimeno. Se extendería a su gran valedor, Juan Hermoso, consejero de ECI y miembro del Patronato de la Fundación, eternamente enfrentado a Florencio Lasaga, presidente de dicho Patronato, fundación propietaria del 37% del capital. Porque esa es otra. A día de hoy, quien manda en ECI es Florencio Lasaga y su apoyo de ancianos, dicho sea con todos los respetos, que le rodean en el Patronato. ¿Se lleva bien con Marta Álvarez Guil? No, pero sabe que, al final, la propiedad se acabará imponiendo, que él tiene 83 años y que si se empeñara en cambiar a Gimeno tendrá que aceptarlo. Además no le ama en demasía: considera a Gimeno hombre de Juan Hermoso. Por tanto, la secuencia es la siguiente: pacto entre los tres grandes accionistas, que superan el 40% y toman el control. Cese de Dimas Gimeno, de Juan Hermoso y de Leopoldo del Nogal, a quien probablemente sustituiría uno de los hombres de confianza de Marta Álvarez, Víctor del Pozo. Entrada en el Consejo de Ceslar, representado por Óscar Areces. Y luego, retirada de Florencio Lasaga. Muere la tecnoestructura y la propiedad retoma el poder… tras un breve paréntesis. ¿Y esto significa que El Corte Inglés va a salir del pozo donde actualmente se encuentra? No, naturalmente. Eso sí, ganará en estabilidad. Del Pozo debe sacarle el futuro primer ejecutivo. En su día, ECI quiso fichar a Pablo Isla. Éste lo rechazó. Pues El Corte Inglés busca eso: busca un Pablo Isla. Eulogio López [email protected]