• Mejora las cifras del año 2015, cuando empezó la remontada, pero seguimos muy lejos del inicio de la crisis y de lo presupuestado (-1,8%).
  • Alimentación y Complementos bien, pero el gran problema es la confección de señora.
  • La política de fichar a directivos de otras compañías se ha revelado un fracaso.
  • Y tampoco la de caballeros está como para tirar cohetes. El centro de Serrano no amortiza la inversión.
  • Se demuestran dos cosas: que a ECI le falta cultura de cierre cuando algo no funciona…
  • Y que el modelo Aliada no funciona.
Durante el ejercicio 2016, cerrado el 28 de febrero, El Corte Inglés vendió un 2,26% más que durante el ejercicio anterior, según las cifras a las que ha tenido acceso Hispanidad. Está bien, dado que en 2015 comenzó la remontada pero sigue siendo poco, alejado de las ventas de comienzo de la crisis y un 1,8% menos que lo presupuestado para el ejercicio. Por secciones, podríamos decir que las dos grandes divisiones de El Corte Inglés (ECI), alimentación y moda presentan resultados distintos. Las ventas en Alimentación crecieron un 2,57%, un 0,57% por encima de lo presupuestado, mientras la Confección de Señora, antaño estrella de la firma, redujo sus ventas un 1,10%, más del 5% menos del objetivo. Y la ropa de caballero tampoco está como para tirar cohetes: no consiguió su objetivo (casi un 5% menos) y las ventas sólo aumentaron el 0,69%. Por cierto, la inversión en la calle Serrano, con ropa de lujo para caballeros, tampoco ha dado resultado. En cualquier caso, Borja de la Cierva ya abandonó El Corte Inglés y Leopoldo del Nogal permanece aunque sin mando en plaza. Esto es importante dado que eran ellos los encargados de la sección y de todas las compras. Y otro detalle: fueron ellos quienes iniciaron la política de fichaje de directivos y vendedores de otras compañías: fracaso total. Lo mejor, Complementos y lo peor, Bazar. En Complementos, las ventas crecieron por encima del 5%,  superando el objetivo previsto. Razón: el peso de la marcas de lujo. Por ejemplo, Nuevos Ministerios (en la imagen), en pleno Paseo de la Castellana de Madrid, probablemente el mejor centro para clase media-alta de El Corte Inglés, ha respondido estupendamente. Lo cual marca tendencia. Significa que el modelo Aliada (la marca 'low cost' de El Corte Inglés) no funciona en unos grandes almacenes cuyo prestigio histórico consiste en competir por calidad, no por precio. Y el Bazar, cuyas ventas cayeron un 23%, casi un 9% menos de lo presupuestado, supone una continuidad de la cuestión. En otras palabras: en Hipercor, que no va bien, sólo venden alimentación. El resto no. La política de ir cerrando Hipercor y acumulando centros ECI, no es mala. Eso sí, demuestra que debió tomarse antes. En otras palabras, a El Corte Inglés le cuesta mucho cerrar lo que no funciona, le cuesta… reconocer errores. Ahora empezamos a hacerlo. En el entretanto, corporativamente está ocurriendo lo que ya adelantara  Hispanidad: la dirección de ECI se ha vuelto colegiada. Dimas Gimeno sigue de presidente pero con un número dos, llamado Víctor del Pozo, al que se añadirá otro número dos, Nuño de la Rosa. Pero, sobre todo, el cambio más relevante es el Comité de Dirección, que ahora manda… también en el día a día. Eulogio López [email protected]