• Para ello, tratarán de ganarse al PSOE.
  • Las bases de IU apoyan el pacto con Podemos con un 84,5% de los votos.
  • Y Pablo Iglesias suaviza sus formas y dice que atacar al PSOE en campaña sería una "torpeza" porque "están llamados a gobernar juntos".
  • Aunque Albert Rivera asegura que mientras exista Ciudadanos, "el populismo no va a llegar al gobierno".
  • Mientras, los partidos reducirán los carteles electorales en la campaña pero discrepan sobre la eliminación del buzoneo.
El comunismo representado por Podemos e IU prepara su asalto al poder. Y lo hace lentamente, conscientes de que su momento puede haber llegado en España. Este jueves, por ejemplo, los militantes y simpatizantes de Izquierda Unida han aprobado concurrir a las urnas el próximo 26 de junio en una coalición electoral con Podemos y otras fuerzas. Con un 84,5% de los votos a favor, las bases de IU han validado un pacto con el partido de Pablo Iglesias cuyos detalles aún no conocen, ya que la negociación entre ambas formaciones continúa con total discreción, informa El País. Para ello, Podemos e IU quieren la ayuda del PSOE. Y por ello, el secretario general de Podemos suaviza sus formas. Hoy jueves ha señalado en la COPE que no atacará en la campaña electoral a los socialistas porque sería una "torpeza" dado que, en su opinión, "están llamados a gobernar juntos" tras los nuevos comicios, y ha llamado a "rebajar el tono", después de reconocer que ha sido él quien ha tenido un tono "demasiado duro". Y ha añadido que aunque Podemos superara a los socialistas en las elecciones generales del 26 de junio, la formación morada intentaría formar un gobierno en coalición y defiende que el partido que tenga menos votos de esa posible coalición debería ocupar la vicepresidencia. Por otro lado, Iglesias ha destacado la "generosidad" que está teniendo el candidato de IU, Alberto Garzón, en las negociaciones entre las dos fuerzas para concurrir juntos a las elecciones. Eso sí: el comunismo tendrá enfrente, al menos, a Albert Rivera. El líder de Ciudadanos ha dejado claro en Antena 3 que mientras exista su partido "el populismo y el separatismo no van a llegar al gobierno". Explica el líder de la formación naranja, "el marco constitucional y europeo al margen de las diferencias con socialistas y populares, es un marco en el que nos sentimos cómodos". Rivera, ha lamentado además los intentos del PP de identificar a su partido con los socialistas y ha considerado que el partido de Mariano Rajoy puede acabar "quemando todos los puentes" con su empeño en "criminalizar" el acuerdo. Y acerca del secretario general de Podemos, Rivera ha dicho que "demuestra su prepotencia". Y mientras, los partidos han llegado a un principio de acuerdo para reducir todo lo posible la publicidad exterior electoral, como carteles, vallas y banderolas, en las elecciones del 26 de junio, aunque mantienen las discrepancias sobre cómo ahorrar gastos en el reparto postal de las papeletas a los domicilios ("mailing" o buzoneo), informan agencias. Han quedado en volver a citarse el próximo miércoles, día 11, para tratar de acercar posturas donde no hay consenso. Además del "mailing", hay desencuentro en si la reducción de costes debe ser sobre el techo de gasto que establece la ley o sobre el gasto real que hubo en la campaña anterior. Tanto PP y PSOE defienden mantener el mailing porque consideran que es un derecho de todos los ciudadanos, tal y como han explicado en rueda de prensa el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, y el portavoz socialista en el Senado, Óscar López. Andrés Velázquez [email protected]