• Pero los opositores no se rinden: aprovechan el primer 'Encuentro Nacional Cubano', en Puerto Rico, para enviar un mensaje de unidad que impulse una transición política.
  • El restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Washington generó discrepancias internas en la disidencia cubana entre partidarios y retractores del deshielo.
El deshielo en las relaciones de Washington y Cuba, tras 54 años de colapso, ha generado un profundo rechazo en buena parte de la disidencia cubana, que cree que el reestablecimiento de los lazos no ayudará a la apertura del régimen comunista, ahora en manos de Raúl Castro. Y no es para menos, cuando se ha sabido que sólo dos días más tarde de la flamante apertura de la embajada americana en el Malecón de La Hablana, los guardianes del régimen castrista detuvieron a 138 disidentes cubanos. El hecho ha sobrevolado, como es natural, en el Encuentro Nacional Cubano que han celebrado los disidentes este lunes en Puerto Rico. El conocido opositor al régimen Guillermo Fariñas ha lanzado un aviso a navegantes al asegurar en la conferencia de prensa que la disidencia "no se va a dividir entre el exilio y la oposición interna". Fariñas  ha resaltado que la oposición cubana busca la libertad del país "sin claudicar" ningún principio. El disidente tuvo que recordar que el régimen no puede tener ninguna legitimidad porque accedió al poder a través de la fuerza. Durante la encuentro pudo leerse la Declaración de San Juan, un comunicado que destaca la unidad de todos los participantes del encuentro en torno al "compromiso de restaurar la soberanía a los ciudadanos cubanos y todos sus derechos fundamentales". El texto resalta que para alcanzar un estado de Derecho en Cuba es innegociable la restitución de "la libertad incondicional de todos los presos políticos y la derogación de las leyes que atenten contra las libertades". Respecto a las detenciones, el líder de la Unión Patriótica de Cuba (Uncapu), José Daniel Ferrer, detalló que todo sucedió el domingo mientras los disidentes intentaban movilizarse en apoyo de los presos políticos. Para la Uncapu, las esperanzas de un cambio en el régimen se diluyen. Daniel Esparza [email protected]