• El Reino Unido, "seguramente tendrá que renegociar un acuerdo de seguridad" con la UE.
  • Mientras tanto, el programa Galileo podría sufrir alguna discontinuidad.
  • En cualquier caso, estamos hablando de un sistema 10 veces más preciso que el GPS norteamericano.
  • Los avances tienen un precio: 10.000 millones de euros desde 2010 y 1.000 millones anuales a partir de ahora.
  • El próximo lanzamiento satelital, el 12 de diciembre.
El proyecto Galileo, de la Agencia Espacial Europea, no estaba muerto, ni mucho menos. Pero es un sistema innovador y, como tal, ha tenido "muchísimos problemas", según el jefe del Proyecto, Javier Benedicto. A esos problemas se une ahora el Brexit. La salida del Reino Unido de la UE provocará, "seguramente", alguna discontinuidad en el Proyecto. Así lo ha reconocido Benedicto a la prensa, durante el 31 Encuentro de Economía Digital y las Telecomunicaciones, organizado por Ametic y el Banco Santander. Hay que tener en cuenta que dos de los satélites pendientes de lanzamiento son británicos. Así las cosas, lo que está claro es que el Reino Unido tendrá que renegociar un acuerdo de seguridad con la UE y que a partir de ahora no podrá tener el mismo peso industrial que otros países de la UE. En todo caso, no se podrá tomar una decisión definitiva hasta que no concluya la negociación entre el Reino Unido y la UE. El Programa satelital Galileo es el más ambicioso de Europa. No en vano, cuando esté plenamente operativo, será 10 veces más preciso que el sistema norteamericano GPS y permitirá muchas más aplicaciones prácticas. Por ejemplo, será crucial para el desarrollo del vehículo sin conductor. Eso sí, los avances se pagan. Galileo ha supuesto una inversión pública de 10.000 millones de euros desde 2010 y, partir de ahora, requerirá 1.000 millones anuales para mantenimiento y desarrollo. El próximo lanzamiento será el 12 de diciembre, al que seguirán otros, en enero y en Pascua de 2018. Así hasta completar los 24 satélites que conforman el proyecto. Pablo Ferrer [email protected]