• Para Carlos Torres, es comparable al oro.
  • Sin embargo, José Antonio Álvarez cree que es irrelevante desde el punto de vista financiero.
  • En cualquier caso, hay que tener mucho cuidado: la moneda virtual no tiene ninguna referencia, carece de respaldo de un banco central o un Gobierno y su cotización la marca… un algoritmo.
"Desde el punto de vista financiero, el bitcoin es irrelevante", señaló José Antonio Álvarez el miércoles, durante el 13 Encuentro del sector bancario, organizado por el IESE y EY. El volumen de transacciones con bitcoins es, todavía, muy reducido, según Álvarez. Las declaraciones, en cualquier caso, llaman la atención si tenemos en cuenta la cantidad de información -de titulares, sobre todo- que está generando en las últimas semanas. La cosa es distinta para el Ceo del BBVA, que compara la criptomoneda con el oro. Por su escasez, naturalmente, porque el bitcoin ni es un metal ni es precioso. "En la medida en que el bitcoin es escaso, que lo es por definición, y en la medida en que haya confianza en que va a seguir teniendo valor, es muy parecido al oro", aseguró el martes. La 'afición' del BBVA por esta moneda virtual viene de lejos. En enero de 2015, el banco invirtió en Coinbase, la plataforma líder de bitcoins. Menos mal que el propio banco alertaba ya entonces de los riesgos: "Detrás de los bitcoins no hay nada", aseguró. Precisamente, al margen de si su cotización sube más o menos o todo lo contrario, el bitcoin es peligroso y el problema es que triunfe. No tiene ninguna referencia -por ejemplo, el oro o los tulipanes-, carece de respaldo de un banco central o de un Gobierno -ni siquiera lo tiene de un club de fans- y su cotización la marca… un algoritmo. Pablo Ferrer [email protected]