• En concreto, el pronóstico de PIB  se quedará en el 2,4% en 2018 (2,3% dice el Gobierno) y en el 2,1% del PIB en 2019.
  • No obstante, asegura que el crecimiento seguirá apoyándose en la demanda nacional y la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores.
  • La tasa de paro bajará al 17% este año y al 14,9% en 2018 y se situará por debajo del 11% en 2020.
  • El déficit público disminuirá este año hasta el 3,2% del PIB, una décima más que la cifra pactada con Bruselas, y seguirá bajando el resto de los años, hasta el 2,5% en 2018 (tres décimas más que el objetivo), 2,1% en 2019 y 1,8% en 2020.
  • Estima una inflación media del 2% en 2017, que se moderará al 1,5% en 2018 y al 1,4% en 2019.
En su último informe sobre las proyecciones macroeconómicas de la economía española (2017-2020), el Banco de España ha rebajado al 2,4% la previsión de crecimiento del PIB en 2018 (un 2,3% prevé el Gobierno) y al 2,1% la de 2019, una décima menos de lo estimado inicialmente en ambos casos, como consecuencia de la "incertidumbre asociada a la situación de Cataluña". No obstante, asegura que la expansión del PIB seguirá apoyándose en la demanda nacional. Y que sus efectos se verán "parcialmente compensados" por la mejora de las perspectivas de los mercados exteriores. En cuanto a la evolución del mercado laboral, el Banco de España prevé una moderación de los elevados ritmos de crecimiento observados en los últimos años en consonancia con la desaceleración del PIB, y estima un crecimiento del empleo del 2,3% en 2018 (una décima menos que en septiembre) y del 1,7% en 2019 (también una décima menos). Por su parte, la tasa de paro bajará al 17% este año y al 14,9% en 2018 y se situará por debajo del 11% en 2020. Respecto a las cuentas públicas, estima que el déficit público disminuirá este año hasta el 3,2% del PIB, una décima más que la cifra pactada con Bruselas, y seguirá bajando el resto de los años, hasta el 2,5% en 2018 (tres décimas más que el objetivo), 2,1% en 2019 y 1,8% en 2020. Según el Banco de España, el desequilibrio de las cuentas seguirá reduciéndose gracias esencialmente al ciclo económico favorable. Por lo que respecta a los precios, estima una inflación media del 2% en 2017, que se moderará al 1,5% en 2018 y al 1,4% en 2019. En estas proyecciones se ha revisado al alza la estimación para este año y el siguiente, como resultado de los mayores niveles esperados del precio del crudo, y a la baja la de 2019. Andrés Velázquez [email protected]