• El padre del joven suicida había formado parte de un grupo armado libio considerado terrorista por el departamento de Estado de EEUU.
  • El sátrapa era un terrible dictador, pero al menos tenía controlados a los yihadistas en Libia, mientras que ahora campan a sus anchas…
El terrorista autor del atentado de Manchester -que dejó 22 muertos y más de medio centenar de heridos-,  Salman Abedi, llegó desde Estambul vía Dusseldorf cuatro días antes del ataque. En total, habría viajado tres veces a Alemania. Pudo haber recibido entrenamiento del Estado Islámico en Siria. El padre del joven suicida había formado parte de un grupo armado libio considerado terrorista por el departamento de Estado norteamericano. También se ha determinado que el explosivo era del mismo tipo que el de los atentados de París y Bruselas. La policía británica ha arrestado en la madrugada de este viernes en el suburbio de Moss Side (Manchester) a un hombre en relación con el atentado, informa RTVE. Con esta detención y tras haber liberado horas antes sin cargos a un hombre y una mujer, son ocho los sospechosos bajo custodia. Por otro lado, las autoridades británicas han vuelto a restablecer este viernes el intercambio de información con la Policía de EE.UU., suspendida el jueves por Londres tras las filtraciones por funcionarios estadounidenses a medios de este país de datos de la investigación. En cualquier caso, este atentado ha puesto de manifiesto el error occidental, sobre todo de EEUU, al derrocar a Gadaffi (en la imagen). El sátrapa era un terrible dictador, pero al menos tenía controlados a los yihadistas en Libia. Unos terroristas que ahora han elegido ese país como una de sus bases de operaciones y uno de sus viveros… desde donde atentar contra Occidente. Andrés Velázquez [email protected]