• La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, responde a Pablo Iglesias: "Es muy fácil para unos que no han gobernado nunca decir que lo van a arreglar todo". 
  • Mientras, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, insta al líder de esta formación a que "baje la voz" y presente las cuentas de todos sus dirigentes.
  • Desde el PP, Pablo Casado, acusa a la cúpula de Podemos de "cinismo e hipocresía" por erigirse como "inquisidores" y de estar "mintiendo todo el tiempo".
  • María González Veracruz (PSOE) les pide explicaciones, pues "los que predican tanto de nueva política lo primero que deberían hacer es predicar con el ejemplo".
  • También Cayo Lara (IU) exige explicaciones, se muestra crítico y señala que "da la impresión de que algunos sólo tienen los principios de Groucho Marx".

No hay un día que pase en el que no se hable de Podemos. En estos momentos, se van quitando el disfraz por sus escándalos, sin olvidar que su líder, Pablo Iglesias, también tiene un problema fiscal, aunque la lupa esté ahora sobre el 'número tres', Juan Carlos Monedero. Ante este panorama, el resto de partidos del arco parlamentario no se ha quedado callado, sino que se ha conjurado contra la 'hipocresía' de esta formación.

Recuerden que Podemos se estrenó en política como 'regenerador' de la democracia y como azote de los corruptos, diciéndole al pueblo lo que quería oír y arremetiendo una y otra vez contra la denominada "casta". Pues bien, ahora resulta que podrían ser reos de su propia forma de hacer política porque no están tan limpios como querían hacernos creer y no se diferencian tanto de la "casta".

Entre las reacciones, destaca la de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La número dos de Mariano Rajoy ha respondido a la última petición de Iglesias, que solicitó al jefe del Ejecutivo que "ojalá convocara elecciones ya". "Hay partidos que no gobiernan y piden que se adelanten elecciones para ver si no da tiempo a que se les conozca, porque ya la gente los empieza a calar", ha señalado Soraya, puntualizando que el Gobierno continuará gobernando "hasta el final". "Es muy fácil para unos que no han gobernado nunca decir que lo van a arreglar todo", ha añadido.

Mientras, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, también ha tenido unas palabras para Pablo Iglesias. En concreto, le ha pedido que "baje la voz" porque "se le ve de un alterado cuando se refiere a grandes asuntos públicos; se le da bien vocear y levantar los puños", ha afirmado.

En relación a cuestiones monetarias, le ha solicitado que presente las cuentas de todos sus dirigentes. Respecto a los líos de Monedero, ha celebrado que "vaya explicando públicamente que está cumpliendo", pero ha subrayado que lo "tenía que haber hecho desde el primer día, y así nos hubiéramos ahorrado una polémica". Y ha referido la importancia de decir "qué van a hacer con los impuestos, aparte de subirlos a los ricos".

Desde el PP, su portavoz del comité de campaña, Pablo Casado, ha acusado a la cúpula de Podemos de "cinismo e hipocresía" por erigirse en "inquisidores" del resto de partidos, cuando tienen "cuatro casos de corrupción sin haber gestionado un solo euro público". Pero no sólo eso, también les ha acusado de estar "mintiendo todo el tiempo" cuando dicen que el Gobierno los persigue.

Por su parte, la secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red del PSOE, María González Veracruz, ha pedido a los líderes del nuevo partido que den explicaciones porque "los que predican tanto de nueva política lo primero que deberían hacer es predicar con el ejemplo".

También el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha sido crítico con la formación de Pablo Iglesias. Una postura que puede responder a dos motivos: la salida de Tania Sánchez, pareja de Iglesias, y por las acusaciones de este referidas a que IU vive una posición "muy cómoda" siendo un partido bisagra. Lara ha reiterado que todos los políticos deben "dar explicaciones", por ello, ha exigido a Monedero que las dé sobre sus ingresos, precisamente porque "da lecciones todo el día a los ciudadanos y partidos" de cómo se tienen que comportar con Hacienda.

Pero Lara ha ido más allá y ha entrado en cuestión de principios, señalando que "da la impresión de que algunos sólo tienen los principios de Groucho Marx, tengo unos pero si no te gustan tengo otros".

Cristina Martín

[email protected]