• "Nunca agradeceremos suficiente la generosidad de quienes pusieron su corazón para lograr la reconciliación entre españoles y la democracia", ha destacado Felipe VI.
  • El Rey ha llama a "fortalecer" el Estado del bienestar "porque ha sido, junto a las familias, un pilar básico para la protección social".
  • Ha hablado contra la corrupción: "Tiene que llegar a ser un triste recuerdo de una lacra que hemos de vencer y superar".
  • Y también se ha acordado de las víctimas del terrorismo: "Nunca podremos ni debemos olvidarlas".
  • Unidos Podemos, IU, PDECAT, PNV, ERC y Bildu dan el tradicional 'cante' al no asistir, no aplaudir o no levantarse ante el discurso del Rey.
Ha sido la primera vez que el actual jefe del Estado, Felipe VI, acompañado de la Reina Letizia, preside la apertura de una legislatura, a la que también han asistido la Princesa de Asturias Leonor y la infanta Sofía, tal y como hicieron en la proclamación real en junio de 2014. En el acto no han estado presentes los parlamentarios de ERC ni de Bildu y los de Podemos asistieron al discurso dentro del Hemiciclo, pero no a la parada militar posterior en la puerta del edificio del Congreso. Los parlamentarios del grupo Unidos Podemos y los de PNV y PDECAT no aplaudieron la entrada del jefe del Estado y los de IU no se han levantado cuando sonaba el himno. Vamos, que han dado el cante. «Quiero felicitar a Don Mariano Rajoy por haber obtenido la confianza del Congreso de los Diputados y le deseo muchos éxitos», ha comenzado el Rey. Y ha agradecido al resto de representantes «su colaboración responsable y sincera». Dice Don Felipe que «se pone fin así a una compleja situación», en referencia a los meses de bloqueo político. «La crisis de gobernabilidad se ha resuelto finalmente con responsabilidad», dice Don Felipe. "No hay duda de que los intereses generales han estado muy presentes en su solución y de que, a largo de todos estos meses, nuestra Constitución se ha cumplido y los procedimientos constitucionales se han respetado". En ese punto ha recordado el camino que España ha seguido, el del perdón y la reconciliación y ahora, el de la diversidad lingüística y la pluralidad, el del diálogo. "Hace 40 años los españoles fueron capaces de unirse para iniciar juntos un nuevo camino: El camino de la reconciliación", ha señalado. "Nunca agradeceremos suficiente la generosidad de quienes pusieron su corazón para lograr la reconciliación entre españoles y la democracia", ha subrayado. También se ha acordado de las víctimas del terrorismo: «Nunca podremos ni debemos olvidar a las víctimas», asegura Don Felipe, «que merecen todo nuestro respeto». Ha hablado el Rey de «las generaciones jóvenes». «Impulsar nuestra cohesión social es imprescindible para mejorar nuestra vida en común», dice Don Felipe. «Debemos fortalecer nuestro Estado del Bienestar», dice Don Felipe, «del que debemos sentirnos orgullosos». En su discurso ha hecho un recorrido sobre asuntos como la regeneración democrática, los conflictos territoriales y la crisis económica y ha llamado a "fortalecer" el Estado del bienestar "porque ha sido, junto a las familias, un pilar básico para la protección social durante estos últimos años". Después ha lanzado un mensaje optimista, según el cual "el ritmo constante de recuperación de nuestra economía, su crecimiento y la generación de puestos de trabajo constituyen una realidad cierta y positiva que nos permite albergar fundados motivos en la superación de los desequilibrios generados por la crisis". El Rey ha mencionado a la corrupción: «Tiene que llegar a ser un triste recuerdo de una lacra que hemos de vencer y superar». Y aboga por el cumplimiento de la ley, que constituye «una garantía esencial de una democracia». «La regeneración moral de la vida pública es una cuestión de principios», dice, «y antecedente necesario para poder recuperar la confianza de los ciudadanos». «España no puede negarse a sí misma tal y como es», continúa Don Felipe. «En el contexto internacional necesitamos una España firme en la defensa de nuestros intereses». «Tengo el convencimiento de que es Europa el principal proyecto actual y de futuro para nuestra sociedad. Debemos reforzar nuestra fe en Europa», dice el Rey. Dice el Rey que se puede «optar por el pesimismo» o «por lo que sí nos ha hecho grandes como Nación». «Nuestro recorrido en la historia más reciente no ha estado exento de dificultades. Las superamos y las volveremos a superar». Andrés Velázquez [email protected]