• La última encuesta de 'The Wall Street Journal' revela que un tercio de la población es favorable al acuerdo y otro tercio está en contra.
  • Los países del Golfo Pérsico respaldan finalmente el pacto. También la 'díscola' Arabia Saudí.
  • El ministro de Exteriores de Qatar reconoce que "era la mejor opción de todas".
  • Netanyahu 'estalla': pide a los judíos de EEUU que se movilicen porque "su aprobación traerá la guerra".
  • Europa, entre tanto, reactiva sus relaciones económicas con Irán: la banca alemana abrirá sucursales allí e Italia visitó ayer el país.
La Opinión Pública de Estados Unidos está dividida. Según la última encuesta realizada por The Wall Street Journal, un 35% de la población es favorable al acuerdo nuclear alcanzado entre EEUU e Irán, y un 33% se opone. El 32% restante afirma no tener suficientes conocimientos sobre el tema para opinar. En la encuesta de ese diario en junio, el apoyo al acuerdo era el mismo, pero apenas un 17% se posicionaba en contra. Más claro parecen tenerlo los Gobiernos del Golfo Pérsico. Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Omán y Bahréin aprovecharon el último Consejo de Cooperación del Golfo para exhibir su apoyo conjunto a la resolución del acuerdo nuclear entre el país norteamericano e Irán. Este respaldo será de gran ayuda a Obama durante su próximo debate en el Congreso sobre el pacto, que el propio presidente ha tildado como el "de mayores consecuencias" desde la guerra de Irak. Eso sí, a la Casa Blanca no le ha sido fácil convencer a las naciones árabes, especialmente a Arabía Saudí, tradicional enemigo de Irán. Han sido necesarios meses. John Kerry, jefe de la diplomacia estadounidense, se encargó de explicar a los Estados del Golfo los términos del acuerdo. El ministro de Exteriores de Qatar, Jalid al-Attiyah, reconoció en la rueda de prensa posterior a la reunión que el pacto "fue la mejor opción para encontrar una solución con Irán a través del diálogo". Obama tendrá más difícil convencer a la comunidad judía de Estados Unidos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha realizado un discurso a través de Internet para movilizar a los judíos norteamericanos contra el acuerdo nuclear. Netanyahu ha asegurado que la aprobación del pacto con Irán "traerá la guerra". Según los organizadores, el discurso ha sido seguido por unas 10.000 personas. Europa, entre tanto, se beneficia del levantamiento de las sanciones económicas contra Irán. El gobernador del Banco Central iraní, Valiolá Seif, ha anunciado un acuerdo con algunos bancos alemanes. El objetivo es la apertura de sucursales en el país chií. Esta noticia es el resultado de la visita el pasado 18 de julio del ministro de Economía alemán, Shmar Gabriel, a Irán. Italia concertó una cita oficial ayer en el país; y altos cargos de los gobiernos de Francia, Alemania y Serbia ya han visitado también el régimen de los ayatolás. Daniel Esparza [email protected]