• "Ahora es tiempo de trabajar a lo grande", dijo Ryan, que prometió trabajar "mano a mano" con el nuevo Gobierno.
  • Aunque Ryan mantuvo un ambiguo apoyo a Trump en la recta final de la campaña y nunca ocultó su oposición a algunas ideas o al estilo del discurso del ahora presidente electo.
El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano Paul Ryan, ha sido reelegido por sus correligionarios para continuar en el cargo a partir del próximo enero, cuando se conformará la nueva sesión del Legislativo, informa Efe. Los conservadores eligieron a Ryan para ser su presidente en la Cámara Baja de manera unánime, según indicó la bancada en su cuenta oficial de Twitter. "Es un tremendo honor ser nombrado por mis colegas para servir como presidente de la Cámara. Ahora es tiempo de trabajar a lo grande", dijo en la misma red social, minutos después de conocerse el resultado. Ryan prometió trabajar "mano a mano" con el nuevo Gobierno de Donald Trump y aseguró que mantiene un contacto frecuente con él  y su equipo de transición. Sin embargo, detrás de esas buenas palabras nadie duda de que Ryan actuará como 'contrapeso' político a Trump. De hecho, durante la campaña del magnate estadounidense, criticó en numerosas ocasiones al ahora presidente electo pero sin retirarle su apoyo frente a Hillary Clinton. Es decir, que Ryan mantuvo un ambiguo apoyo a Trump en la recta final de la campaña y nunca ocultó su oposición a algunas ideas o al estilo del discurso del ahora presidente electo. Andrés Velázquez [email protected]