• La última muestra: cinco policías muertos y otros siete heridos, además de dos civiles, en un tiroteo en Dallas a manos de francotiradores.
  • Los hechos ocurren durante una manifestación contra la violencia policial, tras la muerte de dos ciudadanos negros en 48 horas.
  • Ya hay tres detenidos; uno de ellos confiesa que quería matar a policías blancos.
  • En lo que va de año, entre 500 y 600 personas han muerto a manos de la policía, de los que el 24% (120-150) eran negros (afroamericanos).
En EEUU, la violencia racista prosigue y crece, a pesar de tener un presidente negro, Barack Obama,… que ya está de salida. Un tema que no ha logrado solucionar o reducir, sino que más bien ha sido un asunto incómodo y complicado, desde que comenzó su primer mandato el 20 de enero de 2009. La última muestra de esto se ve en los trágicos sucesos que han tenido lugar en el centro de Dallas (Texas) esta madrugada. Cinco policías han muerto y otros siete han resultado heridos, además de dos civiles, en un tiroteo a manos de francotiradores. Los hechos han ocurrido durante una manifestación contra la violencia policial, tras la muerte de dos ciudadanos negros (Philando Castile y Alton Sterling) en 48 horas. Estas dos muertes a manos de la policía han avivado la tensión racial, que se agravó en agosto de 2014, cuando un agente blanco mató al joven negro desarmado Michael Brown en Ferguson (Misuri). En la manifestación participaban unas 800 personas y fue convocada por grupos relacionados con el movimiento Black Lives Matter. Ya hay tres detenidos; uno de ellos ha confesado que querían matar a policías blancos. Pero no se descarta que pueda haber más, tras la peor masacre que ha sufrido la policía estadounidense desde los atentados del 11 de septiembre (11-S) de 2001, en los que murieron 72 agentes. Además, uno de los tiradores ha sido abatido, y ha sido identificado como Micah Xavier Johnson, un hombre de 25 años del área de Dallas, según la cadena MSNBC y el diario Los Angeles Times. En lo que va de año, entre 500 y 600 personas a muerto a manos de la policía, de los que el 24% (120-150) eran afroamericanos, según las fuentes recogidas por El País. Este periódico refiere: 509 muertos, de los cuales 123 era negros, según The Washington Post; 136 negros entre 566 fallecidos para The Guardian y su proyecto su proyecto The Counted; y por último, 596 muertos, de los que 155 eran negros, según el portal Mapping Police Violence. En 2015, se contabilizaron 990 fallecidos, de los cuales 258 eran afroamericanos. A Obama el suceso le ha sorprendido en Europa, en concreto, en la capital polaca, Varsovia, donde asiste a una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN. Allí, ha confirmado que mantiene su viaje a España (que durará tres dias) y ha subrayado que la violencia policial "es un problema americano", que a todos debería preocupar. El presidente de EEUU ha añadido que es evidente que los negros y otras minorías sufren un trato peor que los blancos por parte de las fuerzas del orden, a pesar de que ha reconocido su difícil trabajo. Cristina Martín [email protected]