• Sanders (demócrata) y Trump (republicano) ganan con rotundidad las primarias en el pequeño Estado.
  • Clinton (demócrata) reconoce la derrota y asegura que le queda trabajo por hacer, "en particular con la gente joven".
  • Marco Rubio (republicano) admite su quinto puesto y reconoce que su actuación en el último debate no fue buena.
Bernie Sanders en el bando demócrata y Donald Trump en el republicano han ganado con rotundidad las primarias en New Hampshire, las segundas de la carrera hacia la nominación presidencial en Estados Unidos. Tal y como apuntaban las encuestas, el senador independiente por Vermont ha conseguido vencer a Hillary Clinton por más 20 puntos, mientras que Trump ha arrasado y dobla en votos al segundo, el gobernador de Ohio, John Kasich, informan agencias. Sanders ha logrado un 60% de los apoyos. Tras el ajustado resultado en Iowa, donde la exsecretaria de Estado se impuso por la mínima, el 'Estado de Granito' ha vuelto a posicionar al senador de 74 años en la carrera presidencial. Clinton, que ganó las primarias en New Hampshire en 2008 cuando se enfrentaba al actual presidente Barack Obama, ha reconocido la derrota y felicitado a Sanders y ha admitido que todavía le queda trabajo por hacer, "en particular con la gente joven". Mientras, el magnate Trump ha dejado atrás al resto de candidatos republicanos al obtener un 35,1% de los votos. La victoria del empresario ha sido contundente: Kasich ha conseguido un 15,9%; Ted Cruz (ganador en Iowa), ha quedado en tercer lugar con 11,6%; Jeb Bush, cuarto con 11,1%, y Marco Rubio ha sido quinto con 10,6%. Por detrás de Trump, John Kasich coge oxígeno para seguir en la brecha. Kasich, un republicano moderado, ha considerado su resultado como "una luz" sobre una "oscura" fase de la política estadounidense. La derrota ha sido especialmente dura para Marco Rubio. El senador por Florida, que emergió en Iowa como la gran esperanza de los republicanos, ha reconocido que su actuación en el último debate no fue buena, debido a los múltiples ataques que recibió por parte del gobernador de New Jersey, Chris Christie. el más progre de los candidatos republicanos. Según explica The Hispanic Council, los resultados de las primarias de New Hampshire, que han dejado una campaña electoral más abierta que nunca. Andrés Velázquez [email protected]