• Jeff Sessions firmó recientemente un documento para derogar una norma que permitió la legalización de la marihuana sin la intervención federal en varios lugares del país.
  • El fiscal general de Donald Trump va en contra de la norma de 2013 impulsada por el gobierno de Barack Obama en la que se establecía que no se opondría a que los estados legalizaran la marihuana.
  • Ahora Sessions deja en manos de los fiscales federales decidir con qué rigor aplicar la ley federal sobre la marihuana.
En EEUU, el fiscal general Jeff Sessions (en la imagen) firmó recientemente un documento para derogar una norma que permitió la legalización de la marihuana sin la intervención federal en varios lugares del país, informa CannabisMagazine. Con esta nueva medida, Sessions va en dirección contraria a la reciente legalización del cannabis en California, que siguió los pasos de otros estados en el camino de la legalización de la sustancia para fines medicinales y recreativos. También, el fiscal general de Donald Trump va en contra de la norma de 2013 impulsada por el gobierno de Barack Obama en la que se establecía que no se opondría a que los estados legalizaran la marihuana, siempre y cuando se controlara que la sustancia no migrara a lugares donde no fuera permitida por la ley. Ahora Sessions dejaría en manos de los fiscales federales decidir con qué rigor aplicar la ley federal sobre la marihuana, dijeron fuentes a la agencia. "Al decidir qué actividades con marihuana procesar bajo estas leyes (...) los fiscales deben seguir los principios bien establecidos que rigen todos los procesamientos federales (...) al momento de considerar la gravedad del crimen y su impacto en la comunidad", asegura el documento firmado por Sessions dirigida a los fiscales federales. La decisión de Sessions, quien ha comparado a la marihuana con la heroína, probablemente generará confusión acerca de si se puede cultivar, comprar o consumir marihuana en los estados en donde ya es legal, ya que la ley federal lo prohíbe. Esta noticia llega días luego de que en California se legalizara la marihuana, convirtiéndose en el mayor mercado mundial de cannabis recreativo legal. Este nuevo plan de Sessions provocó una objeción inmediata por parte del senador republicano Cory Gardner de Colorado, uno de los ocho estados que legalizaron la marihuana para uso recreativo. Gardner aseguró desde Twitter que el Departamento de Justicia "ha pisoteado la voluntad de los votantes" en Colorado y otros estados. También el fiscal general de ese estado, Bob Troyer, reaccionó a la noticia y aseguró que su oficina no cambiará su enfoque para enjuiciar los delitos de marihuana. Troyer dijo en un comunicado que su oficina siempre se ha centrado en evaluar delitos relativos a la marihuana que "crean las mayores amenazas a la seguridad" y que seguirán guiándose por ese parámetro y dice que eso es consistente con la última orden de Sessions. Andrés Velázquez [email protected]