• Asegura que el ejercicio del periodismo en Cataluña se desempeña actualmente en un clima "insoportable".
  • Dispone de testimonios de periodistas que confirman la hostilidad contra la prensa no alineada y el clima de discordia en las redes sociales".
  • "Las ansias del Gobierno de la región por imponer su relato a la prensa local, española e internacional han traspasado líneas rojas", denuncia.
Reporteros Sin Fronteras (RsF) ha publicado un informe, con el título '#RespectPressCAT', en vísperas de la convocatoria del referéndum del 1 de octubre en el que refiere diversas trabas que están encontrando los medios para informar de la situación política en Cataluña, y hace un llamamiento al "respeto a la prensa". La organización asegura que el ejercicio del periodismo en Cataluña se desempeña actualmente en un clima "insoportable" y denunció "las continuas presiones del Govern sobre la prensa extranjera y local", recoge RTVE. A raíz de denuncias recibidas sobre "linchamientos" "aparentemente instigados y/o secundados en entornos de poder en Cataluña" y sobre presiones "reiteradas" por parte de determinados responsables de Comunicación del Gobierno catalán, RSF recabó la opinión de los denunciantes y el pasado verano elaboró un informe al respecto que ha publicado a tres días de la fecha marcada para el referéndum ilegal de independencia. "Las continuas presiones del Govern sobre la prensa extranjera y local, el hostigamiento de los 'hooligans' del movimiento en las redes sociales contra los periodistas críticos y la intimidación por parte de multitudes de manifestantes contra los reporteros de televisión han creado una atmósfera tóxica contra la libertad de prensa", indica el informe. RsF asegura que tras denuncias recibidas de periodistas catalanes, de otras comunidades españolas y del extranjero, dispone de testimonios de una decena de periodistas que "confirman las continuas presiones contra la prensa no alineada y el clima de hostilidad que afrontan en las redes sociales". "El clima para el libre ejercicio del periodismo se ha visto tremendamente viciado por la extrema polarización que viven la política y la sociedad catalanas. Las ansias del Gobierno de la región por imponer su relato a la prensa local, española e internacional han traspasado líneas rojas y las maniobras intimidatorias del Gobierno central español no ayudan. El mejor síntoma de la democracia que dicen defender es una prensa libre, con periodistas pendientes de la información y no del 'qué dirán' o de autocensurarse", afirma Pauline Ad s-Mevel, responsable del Área de UE y Balcanes de RSF. José Ángel Gutiérrez [email protected]