• El grupo chino se convierte, junto a Qatar, en uno de los máximos accionistas del banco.
  • Hace años, Citigroup quiso comprar la entidad germana pero el Gobierno alemán lo impidió.
  • Amenazó con fusionar el Deutsche con los tres grandes bancos del país.
Hace unos cuantos años, Citigroup quiso comprar el Deutsche Bank, pero el mayor grupo financiero del mundo por capitalización y con sede en Nueva York nunca llegó a lanzar una oferta concreta. Y no fue por falta de ganas, sino por la respuesta del Gobierno germano: el Deutsche no se toca y si insisten, lo fusionamos con los otros tres grandes bancos del país -Commerzbank, HypoVereinsbank y Dresdner Bank- y fin de la historia. La amenaza, además, sirvió para ahuyentar a otros pretendientes británicos y franceses. Por ejemplo, al Royal Bank of Scotland y a Crédit Suisse. Pero eso fue hace años, porque actualmente los dos accionistas de referencia del banco alemán son Qatar y el grupo chino HNA, que ha aumentado su participación hasta el 9,9%, según Reuters, desde el 4,7% que tenía en marzo. Es decir, entre Qatar y HNA controlan alrededor del 20% del primer banco alemán. Es la decadencia de occidente: moros y chinos sí, gringos no. Pablo Ferrer [email protected]