• La cadena de ropa factura 761 millones (-11,5%) por caída en Europa, mercado que supone el 90% del negocio.
  • Gana 47 millones (-33,3%) y el Ebitda se sitúa en 119 millones (-28%) por las ventas e inversiones.
  • Eso sí, es optimista de cara al futuro: la liquidez aumenta 71 millones, hasta los 452 millones.
  • Tras cerrar 64 tiendas en los últimos dos años, prevé abrir 50 en áreas de crecimiento, como Hispanoamérica y Asia.
Desigual continua inmersa en la reestructuración iniciada en 2015 por un periodo de cinco años. Así, se ve en los resultados de 2017, donde ha bajado en ventas y beneficio, aunque ha ganado liquidez para su expansión. Por tanto, en cierta manera, vuelve a hacer honor a su nombre como el año anterior, a pesar de que ahora las dos principales magnitudes se han movido a la baja. En concreto, la cadena de ropa ha facturado 761 millones de euros (-11,5%) por la caída en Europa, mercado que supone el 90% de su negocio. Mientras, el beneficio neto ha sido de 47 millones (-33,3%) y el Ebitda se ha situado en 119 millones (-28%) debido a las menores ventas y también a las inversiones. Eso sí, la compañía propiedad del empresario alemán Thomas Meyer (90%) y del fondo de inversión francés Eurazeo (10%) es optimista de cara al futuro. Y es que la posición neta de caja ha aumentado 71 millones, hasta los 452 millones. Tras cerrar 64 tiendas en los últimos dos años y abrir 11 en 2017, ahora prevé 50 nuevas aperturas pero en áreas de crecimiento: en concreto, en Hispanoamérica, poniendo el foco en México, Colombia, Chile o Perú; y en Asia, especialmente en Japón. Asimismo, Desigual apostará por el canal digital, cuyas ventas han subido un 14% el último año, y en la reforma de las tiendas. Cristina Martín [email protected]