• Y la zorra dijo: esas uvas están verdes.
  • El problema del gigante alemán es que no funciona ni en banca de inversión ni en banca comercial.
  • En España BBVA quiso comprar la red Deutsche pero a precio de saldo.
  • A Abanca sencillamente no se la dejaron comprar… pero es lo mismo: Escotet compra saldos o no compra.
Y la zorra dijo que las uvas que no podía alcanzar estaban verdes y agraces: no le pertenecían. Deutsche Bank no vende Deutsche Bank España. El gigante alemán tiene dos problemas: su banca de inversión tiene pocos productos y marcha mal; 2. Su banca doméstica, cada día menor, también marcha mal. Y en España cometió un error añadido, muy alemán: como se marchaban no se preocuparon del negocio. Al final, los alemanes han renunciado a vender su red en España, donde ya eran un banco histórico. Necesitaban el dinero para tapar agujeros mayores de la banca de inversión. Así que, al final, el  BBVA quiso comprar la red Deutsche en España pero a precio de saldo. Lo mismo le ocurrió a otros que vieron el paño, por ejemplo, La Caixa. A Abanca, el invento del venezolano Juan Carlos Escotet, sencillamente no se la dejaron comprar Deutsche Bank… pero es lo mismo: Escotet compra saldos o no compra. Y para terminar, haciendo de la  necesidad virtud, los germanos de Deutsche acaban de renovar su compromiso con España. Está claro: las uvas estaban verdes. Eulogio López [email protected]