• El PP pinchó en 2015 y sigue aumentando el déficit fiscal en 2016.
  • La labor de Cristóbal Montoro en ese punto durante 4 años muestra ahora sus límites.
  • Y lo malo es que no es posible bajar impuestos con estas cifras.
  • La política de Rajoy se ha relajado y ahora reaparecen los viejos demonios.
España vuelve a tener un problema de déficit público, al menos según indican las cifras del primer cuatrimestre, que se han hecho públicas a mediodía del martes 31 de mayo. En primer lugar el déficit del Estado pasa de 1,12 al 1,25 en tasa anual. Al final, Hacienda justifica esa bajada por los menos atípicos (por ejemplo ya no hay ingresos por la venta de AENA). Pero eso es como se supone que debe conseguirse el equilibrio fiscal sin extraordinarios. En definitiva, si podemos recibir una sanción de Bruselas -interesada o no, que esa es otra historia- por no cumplir en 2015 hay que recordar que en 2016 vamos... peor. En cualquier caso, en 2015 ya estábamos creciendo, en 2016 aún más. Sin embargo, ha ocurrido lo que ha ocurrido: al parecer, Mariano Rajoy no y Cristóbal Montoro no saben controlar el déficit fiscal cuando más fácil resulta hacerlo: en épocas de crecimiento económico. El Gobierno Rajoy se ha relajado. Por ejemplo, pensando que ganaría las elecciones en diciembre y recibirían la nueva legislatura ya asentado en Moncloa por otros cuatro años. No fue así. Eulogio López [email protected]