• Desciende un 28,6% hasta julio por el aumento del 4,8% en los ingresos, impuestos y cotizaciones.
  • La reducción es de 8.655 millones, hasta 21.604, un 1,86% del PIB, frente al objetivo anual del 3,1% del PIB.
  • Entre los impuestos, destaca la recaudación por IVA, que aumenta un 6%.
  • El aumento por el IRPF es del 2%, hasta 19.588 millones.
  • Los gastos caen un 3,2% en todas las partidas, salvo prestaciones sociales.
  • El saldo negativo de la Seguridad Social mejora un 12% y asciende a 5.099 millones.
El déficit del Estado desciende en 8.655 millones, un 28,6%, hasta julio, y queda en 21.604 millones. En términos de PIB, supone 1,86%, mejor que el 2,72% de hace un año, frente al objetivo anual del 3,1% del PIB. Según los datos de Hacienda, sobre ejecución presupuestaria la rebaja se explica por el aumento de los ingresos, del 4,8%, y por la reducción de los gastos, de un 3,2 %. El ministro Cristóbal Montoro (en la imagen), contento. Ahora bien, el hachazo fiscal se nota sobre todo en los impuestos y cotizaciones sociales. Los ingresos en su conjunto ascienden a 99.329 millones, pero 90.501 millones proceden de los impuestos y cotizaciones. En concreto, a impuestos corresponden 56.085 millones. Los impuestos sobre la producción e importaciones crecen un 5,1%, sobre todo por el IVA ( 5,9%). Y a impuestos corrientes (renta y el patrimonio) corresponden 29.962 millones ( 11,1%). Por IRPF, el aumento es del 2%, hasta 19.588 millones. El Impuesto de Sociedades crece un 36,3% por el aumento del primer pago fraccionado. El resto de ingresos (8.828 millones) proceden de dividendos del Banco de España y Enaire, propietario de AENA. Los gastos, mientras, bajan a 120.933 millones y afecta a todas las partidas. Los intereses caen un 5,5%, consumos intermedios, un 6,5%, un 4,1% la remuneración de los asalariados y un 10,1% la aportación al Presupuesto de la UE. Las transferencias corrientes entre administraciones caen un 3,3% (especialmente por las menores transferencias al Servicio Público de Empleo, 1.775 millones). También bajan, un 18,4%, las transferencias a los organismos de la Administración Central. Caen un 3% las aportaciones a los ayuntamientos y aumentan un 1% los destinos a las autonomías. Respecto a las prestaciones sociales, el aumento es del 1,9% (por las pensiones de clases pasivas). La Seguridad Social mejora 12% y el saldo negativo queda en 5.099,52 millones. Las cotizaciones sociales ascienden a 62.954,71 millones y revierten al Sistema 2.871 millones más que en 2016. Las cuotas de ocupados crecen a un ritmo anual del 5,41% frente al 3,52% del año pasado.  Andrés Velázquez [email protected]