• Y Salvador Alemany aprovecha para hablar de fondos buitre que "hacen negocio pero no empresa".
  • ¿Cómo distinguir entre un fondo buitre y otro que no lo es? Eso no nos lo ha contado Alemany.
  • CVC vendió en mal momento para todos. Para ellos y para sus socios. Y sin avisar a los otros socios de referencia.
  • Y sí, vendió en el último jueves antes de Acción de Gracias.
  • En Cortefiel y en Telepizza, CVC está más pillado.
  • Por cierto va a necesitar liquidez si quiere hacerse con Endesa, aunque sea acompañado de otros fondos.
El fondo de capital-riesgo CVC ha vendido su última participación en Abertis (7%). Ha vendido mal, en mal momento, pero es lo que puede pasar en esos fondos (una private-equity no es más que un fondo de fondos) en los que mandan son los propietarios finales del dinero. ¿Cuándo ha venido? En los mercados financieros anglosajones, sobre todo norteamericanos, es costumbre que a partir del Día de Acción de Gracias (último jueves de noviembre, cuando cierran los mercados) no haya operaciones de colocación. Por lo demás, lo mejor es colocar en martes, miércoles o jueves, cuando todavía quedaría un día hábil para colocar la mercancía. Pero no esperar al último momento. Pues eso, a Javier de Jaime (en la imagen), que dirige CVC en España, le habían obligado y ha tenido que malvender. Hombre, Javier de Jaime siempre podrá decir que ha ganado, dado que en el cómputo entran los dividendos obtenidos y lo sacado del troceo de los aparcamientos (SABA), pero él no lo hubiera hecho así porque sí. Pero sus socios de referencia, los verdaderos propietarios del dinero, querían liquidez y le han obligado. Y por cierto, como balance, en Abertis le ha ido bien, pero en Cortefiel y en Telepizza lo tiene más complicado. En cualquier caso, el presidente de Abertis, Salvador Alemanyha aprovechado para  recordar que no le gustan los fondos buitre que no hacen empresa sino negocio. Naturalmente no se refería a CVC, su socio hasta hoy (¡nooooooooooo!), pero no ha dejado de recordar que se dedican al troceo, al grito de "la suma de las partes vale más que el todo". O sea, mera especulación financiera. Todo ello comentando una operación, la de CVC en Abertis, que pasó por la segregación de SABA, pues mire usted, como que la conclusión parece fácil. En cualquier caso, ahora Abertis tiene dos socios: Caixa, con un 24%, y OHL, con un 16%. Ojo, y un 8% de autocartera, que se supone temporal y transitoria pero que sigue llamando la atención. Y lo más importante: CVC necesitará liquidez, no para repartir beneficios entre sus fondos socios, sino para comprar Endesa, en lo que está verdaderamente empeñado. Una labor de troceo que será más acelerada en la eléctrica. Eulogio López [email protected]