• Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE anunciaron su voluntad de celebrar una cumbre "a principios de marzo" con Turquía.
  • Los turcos presionan a la UE enviando refugiados a Europa ante una posible negociación sobre su ingreso en la UE.
  • Posible 'Brexit': Donald Tusk constató que se ha logrado "cierto progreso" en la negociación, pero recalcó que todavía queda "mucho por hacer" antes de cerrar un acuerdo con Londres.
  • Y Cameron -muy a lo British- dice que solo habrá acuerdo si logran "lo que necesitan los británicos".
Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea concluyeron ayer jueves la primera sesión formal de negociaciones con las "mismas divergencias" con las que llegaron a la cumbre en Bruselas, centrada en la revisión de las relaciones del Reino Unido con sus socios, a cambio de que Londres defienda en un próximo referéndum la permanencia en la UE. Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se comprometieron a no tomar medidas unilaterales en materia de inmigración y gestión del creciente flujo de refugiados, al tiempo que anunciaron su voluntad de celebrar una cumbre "a principios de marzo" con Turquía, país con el que quieren estrechar la cooperación para contener el paso de migrantes. Y es que los turcos -presididos por Erdogan (en la imagen)-, hasta este momento, se han dedicado a chantajear a Europa arrojando refugiados hacia el continente, como medida de presión de cara a una posible negociación sobre su ingreso en la UE. Un tema que a buen seguro plantearán los turcos en dicha cita. Respecto a la posible salida de la UE del Reino Unido (o 'Brexit'), el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, constató que se ha logrado "cierto progreso" en la negociación, pero recalcó que todavía queda "mucho por hacer" antes de dar por cerrado un acuerdo con Londres. La canciller alemana, Angela Merkel, apoyó algunas de las reclamaciones de Londres. Subrayó que el acuerdo con el Reino Unido estará condicionado a un resultado positivo en el referéndum sobre la permanencia del país en la UE, ya que para muchos países llegar a un acuerdo supone hacer "concesiones dolorosas". Por su parte, el primer ministro británico David Cameron afirmó: "Estuve aquí hasta las cinco de la mañana trabajando en esto y hemos hecho algunos progresos, pero aún no hay un acuerdo", ha confesado el primer ministro británico a su llegada a la cumbre. "Y como ya he dicho, sólo habrá acuerdo si conseguimos lo que los británicos necesitan", ha añadido. En cualquier caso, los 'british' siempre terminan saliéndose con la suya. ¿Cómo lo hacen? Andrés Velázquez [email protected]