• Podría ser El País… que cumplirá 40 años convirtiéndose en un periódico esencialmente digital.
  • Pero se compromete a publicar "una edición impresa de la mayor calidad durante todo el tiempo que sea posible", según su director, Antonio Caño.
  • También podría ser El Mundo. Su propietario, el grupo RCS Mediagroup, empeñado en reducir costes, planteará más ajustes laborales.
  • Otro candidato podría ser ABC. El diario sufre una gran crisis y su grupo, Vocento, resiste gracias a la prensa regional.
  • La Razón, por ahora, parece estar a salvo: es el único periódico que no ha perdido dinero durante  2015.
Como saben, desde hace tiempo, el sector de la prensa vegetal en España no pasa por su mejor momento y se acerca a su final. Y es que la llegada de lo digital no le ha puesto las cosas precisamente fáciles, pero ahora parece que finalmente le ganará el pulso. Claro que el gran interrogante es: ¿cuál será el primer periódico que decida cerrar su edición en papel? Antes de lanzar las posibles respuestas que se atisban, conviene explicar un poco cómo está el escenario. Continuamente los lectores abandonan el papel por lo digital y son muy pocos los que aún conservan el hábito de comprar el periódico en el quiosco. Esto se debe, en gran medida, a que buscan y consumen información de forma distinta: sobre todo, a través de smartphones, tablets y otros dispositivos portátiles acceden a casi la totalidad de la información de forma gratuita y el papel les aporta poca diferencia. Este contexto, donde lo digital va ganando la partida al papel, se ha convertido en un gran hándicap para el sector de la prensa. Y es que está en juego su supervivencia. Tras las últimas noticias, parece que El País -que pronto cumplirá 40 años- podría ser el primer periódico que cierre su edición impresa. Como saben, su grupo editor, PRISA, presidido por el caradura de Juan Luis Cebrián, presenta una delicada situación económico-financiera, que empieza a hartar a sus accionistas y acreedores (HSBC, Société Générale, Santander, Caixabank y Telefónica poseen ya el 40%). Los indicios han llegado hace unos días, cuando el director del diario, Antonio Caño, ha lanzado una carta abierta a la redacción. Una misiva en la que señala que quieren adelantarse y "estar a la vanguardia del cambio", aunque considera que "el paso del papel a lo digital es solo uno y no el más grande de los muchos pasos que los periódicos tendremos que dar hasta alcanzar nuestro verdadero espacio futuro". Pero, ¿por qué podría suponer el primer ejemplo del fin de la prensa digital? Pues sencilla y llanamente porque Caño destaca que se compromete a publicar "una edición impresa de la mayor calidad durante todo el tiempo que sea posible". Y esto, ¿cuánto será, un año, dos… o unos meses? Recuerden que El País es el periódico impreso más vendido en España y el más visitado y leído del mundo en su versión online. En esta apuesta digital por el periodismo global no renunciarán, según cuenta Caño, a la libertad e independencia, que les han permitido llegar hasta aquí. Además, se servirán de la tecnología, la imagen, el vídeo, así como de una nueva forma de trabajar. Será "una redacción sin despachos, abierta a la colaboración y al intercambio de ideas", donde convivirán perfiles periodísticos con tecnológicos y gráficos, etc. Una nueva era que liderarán junto a Caño: Jorge Rivera, exdirector de Cinco Días, se hará cargo del área de Información; José Manuel Calvo, del de Coordinación Editorial y David Alandete, de Producción y Distribución de contenidos. Claro que El Mundo también podría otro candidato. Su propietario, el grupo RCS Mediagroup sigue empeñado en la reducción de costes, por ello se plantea más ajustes laborales, aunque la mayor parte se realizarán en Italia. Eso sí, el buque insignia de Unidad Editorial no estaría a salvo de la medida y además a finales del año pasado hizo recortes en sus ediciones regionales. Otro periódico que podría cerrar su edición en papel sería ABC. Y es que el diario fundado por Torcuato Luca de Tena sufre una gran crisis y está en venta. Su dueño, Vocento, sólo resiste gracias a la prensa regional, la cual está empezando a experimentar algunos efectos de recesión. Y por último, conviene destacar que La Razón, por ahora, parece estar a salvo: es el único periódico que no ha perdido dinero en el año 2015. Cristina Martín [email protected]