• La venta de Abertis parece no tener marcha atrás. Otra cosa es que el Gobierno prefiera a Florentino, antes que a los italianos.
  • Y Criteria abandona el proyecto Suez.
  • Problemas: Lisboa se planta: exigiría la sede GNF-EDP en Portugal.
  • Y ENEL quiere tomarle el pelo a Criteria con el precio de Endesa.
  • Pero Jorge Lucaya (AZ Capital) continúa trabajando en otras posibilidades.
Criteria ya no es un banco. La negociación  del Banco Central Europeo (BCE), para que dejara de tocarle las narices al propietario de algo menos del 40% de Caixabak, ya era conocida pero su entrada en vigor forja una nueva etapa. Por de pronto, cobra otro sentido la participación en Repsol y Telefónica, que no cuelgan de Criteria sino de Caixabank, participada de Criteria. Pero, sobre todo, adquiere otro sentido la idea del presidente de Criteria, Isidro Fainé: lo que antes era una cartera importante de participadas, sobre el trío GNF, Abertis y Suez, acabe en una gran empresa energética del sur de Europa alrededor de Gas Natural Fenosa (GNF). Y esto porque Abertis ha entrado ya en una dinámica de venta que nadie parece poder detener (se podría, que conste). Ahora mismo, el ministro Alberto Nadal, ya sólo aspira a que sea Florentino Pérez quien se quede con Abertis en lugar de los italianos de Atlantis. Y lo malo es que, por el momento, como hemos explicado en Hispanidad, a ¡Oh capitán mi capitán! no le salen las cuentas (y no hablamos de la calificación de Madrid en la liga, sino de esto). Y el proyecto Suez Environnement ha sido abandonado. De hecho, lo lógico es que Criteria nunca llegue al 10% de la francesa y vaya reduciendo progresivamente su participación. Y hasta la propia Suez podría acabar en manos de Veolia. Por tanto, lo que era una sociedad de cartera con control de la gestión, es decir Criteria, puede convertirse en una gran empresa energética porque eso sí, GNF está llamada a crecer. Hispanidad adelantó el intento de GNF de hacerse con Endesa y otros adelantaron que su objetivo era EDP. Lo cierto es que su objetivo son los dos, pero los dos son difíciles. De entrada, el Gobierno de Lisboa, tan amigo de España, no vale la inversión de Caixabank en BPI (y eso que ha habido que echarle muchísima paciencia). Exigen los lusos que si GNF se hace con EDP, la sede permanezca en Lisboa. Lo que le faltaba a Criteria: ya les tildan de vendepatrias por colocar Abertis en Italia como para ubicar GNF en Portugal. Y en cuanto a Endesa, lo cierto es que don Borja Prado Eulate, ese hombre, continúa trabajando para lograr vender Endesa a Criteria. Lo malo es que los italianos han hecho dos cosas en España: vaciar Endesa de sus mejores activos y mantenerla artificialmente alta en bolsa. Conclusión: En GNF hacen mangas y capirotes. Pero es no quita que la firma de confianza de Isidro Fainé, AZ Capital, con Jorge Lucaya (en la imagen) al frente, continúen buscando oportunidades de negocio en el sector energético de toda Europa. Desde luego, GNF es medio eléctrica, medio gasera, algo que ofrece muchas posibilidades para el futuro. Por lo tanto, no piensen ustedes solamente en eléctricas. Y es, además, la empresa catalana por excelencia. Eulogio López [email protected]