• Para ser exactos la empresa paga 4,7 veces más que el empleado: 23% frente al 4,69%.
  • En total, las cotizaciones sociales en España suponen el 27,9% del coste laboral.
  • Francia, Austria y Bélgica son líderes en coste laboral, pero con mejores sueldos y menos paro.
  • En Reino Unido, con población envejecida, pasa, sin embargo, menos impuestos laborales que España... y el paro es casi inexistente.
  • Italia, Grecia, España y Portugal: más paro, más impuestos laborales… más economía sumergida.
Hace una semana, hablábamos de la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), pero ahora el protagonismo lo tienen las cotizaciones sociales, pues el Gobierno planea nuevas subidas. Pero debería tener en cuenta que España es el país donde la empresa paga más comparada con el trabajador, según datos facilitados (puede consultarlos aquí) por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Para ser exactos, las empresas en nuestro país pagan 4,7 veces más a la Seguridad Social que el empleado, de ahí el miedo a contratar de forma indefinida. En concreto, las empresas en España pagan el 23% del coste laboral, mientras que el empleado abona el 4,69%. Por tanto, las cotizaciones suponen el 27,9% del coste laboral. Dentro de la UE, los niveles españoles sólo se parecen a los de Suecia (23,9% y 5,3%, respectivamente) y ambos están lejos de la media de la OCDE (14,3% y 8,2%). Claro que Suecia no tiene SMI fijado por ley y su salario medio es mucho mayor que el español: 3.754 euros al mes frente a los 2.188,25 euros/mes. Francia (37,8%), Austria (36,4%) y Bélgica (33,7%) son las líderes en coste laboral, pero tienen mejores sueldos que España y tasas de paro bastante inferiores. Y es que los altos impuestos laborales de nuestro país también se han convertido en un inconveniente a la hora de reducir las elevadas tasas de paro y han potenciado la economía sumergida. Por su parte, Reino Unido es también un país envejecido como España, pero abona menos cuotas: las empresas pagan el 9,7% y el empleado, el 8,4%; por lo que las cotizaciones representan sólo el 18,1% de los costes laborales. Sin embargo, sus salarios son más altos y tiene menos paro. Algo similar sucede en Irlanda, donde las cuotas suponen el 13,3% del coste laboral. Francia, Austria, Bélgica y Alemania pagan altísimas cotizaciones sociales, pero también mayores sueldos que nuestro país. Y es que España, a pesar de la última subida, sigue a la cola de Europa tanto en SMI como en salario medio. Nuestro país, junto a Italia, Grecia y Portugal, es el ejemplo de países con más paro, más impuestos laborales… y más economía sumergida. También hay que añadir el destope monteril: España ha subido la base mínima de cotización ( 8%) y la máxima ( 3%), pero en esto último hay trampa porque no afecta a los ricos, sino a las clases medias. Y por si esto fuera poco: se pone en tela de juicio el pago de las pensiones y es necesaria una reforma: cambiar las cuotas por IVA y el salario maternal serían una gran solución. A pesar de todo esto, el Gobierno Rajoy, a la cabeza del desempleo en Europa y en el área OCDE, se empeña en subir los impuestos laborales, las famosos cuotas, entre el 3 y el 10%. Con eso, conseguirá aumentar el terror de los empresarios a contratar. Cristina Martín [email protected]