• Bárcenas retira su acusación al PP sobre el borrado de sus ordenadores en la sede nacional de Génova.
  • Pero el Supremo abre causa contra Rita Barberá por presunto blanqueo en el Ayuntamiento de Valencia.
Cal y arena o cara y cruz hoy para el PP en las causas judiciales que tiene abiertas. Por un lado, el extesorero del PP Luis Bárcenas ha presentado un escrito ante el juzgado de instrucción número 32 de Madrid en el que retira su acusación al PP de destruir los dos ordenadores que él empleaba en la sede del partido en la calle Génova, informa Efe. Eso sí: la decisión de Bárcenas -que presentó este lunes por la tarde el escrito de retirada- no supondrá que, en principio, el procedimiento se paralice, pues, además de estar personadas en el misma otras partes como IU, la juez ha decidido procesar al PP, su tesorera y gerente, Carmen Navarro; el asesor jurídico del partido, Alberto Durán; y el director de sistema de información, José Manuel Moreno. La juez que investiga el borrado de los ordenadores, Rosa María Freire Pérez, acordó procesar al Partido Popular -el paso previo a sentarlo en el banquillo- por un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento que habría cometido por la supuesta destrucción "a conciencia" de la información que contenían los discos duros. Una información, señala la titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid en un auto, que "podría ser muy relevante" no solo para la defensa de Bárcenas, sino para la investigación de la Audiencia Nacional sobre la presunta financiación ilegal del Partido Popular. Sin embargo, también hoy se ha sabido que el Tribunal Supremo ha acordado este martes abrir causa contra la exalcaldesa de Valencia y senadora del PP, Rita Barberá, por la comisión de un presunto delito de blanqueo de capitales en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia, en el marco de la Operación Taula derivada del caso Imelsa, publica Efe. Se acoge así el criterio del Ministerio Público, que el pasado mes de julio solicitó por escrito al alto tribunal que designara un magistrado instructor del asunto. En esta pieza separada, con 47 personas investigadas (imputadas) más el PP como persona jurídica, se investigan las donaciones de 1.000 euros efectuadas por concejales y asesores, cantidad que presuntamente les era devuelta por el partido en dos billetes de 500 euros para blanquear dinero en efectivo de supuesta procedencia ilícita. La investigación se relaciona con varios ingresos detectados en 2003, 2010 y 2011 por un importe superior a 200.000 euros. Andrés Velázquez [email protected]