• El director general de la Conmebol (Federación norteamericana de fútbol), declara en Uruguay.
  • No es la primera vez que le llaman los juzgados uruguayos: tenía que haber comparecido el pasado mes de marzo, pero no lo hizo.
  • Es uno de los investigados por el fraude en contratos de derechos del fútbol de la Copa Libertadores y Sudamericana.
  • El expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo, le acusa de extorsionar a clubes uruguayos.
  • Y mientras, Villar padre declarará el 15 de septiembre en España como investigado por prevaricación al retrasar las elecciones a la Presidencia de la RFEF.
Cuando hace un año saltó a la luz el escándalo FIFA, dejó ver la corrupción que hay en el mundo del fútbol. Uno de sus episodios implica a Gorka Villar (en la imagen), hijo del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, y director general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Y el asunto está en los tribunales: tendrá que declarar el próximo jueves en Uruguay. No es la primera vez que los juzgados uruguayos llaman a declarar a Gorka Villar. De hecho, tenía que haber comparecido el pasado mes de marzo, pero no lo hizo. El hijo de Ángel María Villar es uno de los investigados por el fraude en contratos de derechos del fútbol de la Copa Libertadores y Sudamericana, pues, supuestamente, hubo sobornos. Además, el expresidente de la Conmebol y exvicepresidente de la FIFA, Eugenio Figueredo, que actualmente está en prisión domiciliaria, le acusa de extorsionar a los clubes uruguayos que denunciaron las prácticas ilícitas en diciembre del año 2013. Y mientras, Villar padre también es requerido por la Justicia, pero por la española y por otro motivo. En concreto, Ángel María Villar, tendrá que declarar el próximo 15 de septiembre como investigado por un supuesto delito de prevaricación al atrasar las elecciones a la presidencia de la RFEF. Una cita electoral que en principio debería haberse celebrado en los primeros cuatro meses de este año y para la que no hay fecha. Claro que Villar padre parece que podría no presentarse, según informó la cadena Cope, pues lleva 28 años siendo presidente de la RFEF y tiene horizontes más altos. De hecho, aspira a ser candidato a la presidencia de la UEFA, pero los líos de su hijo podrían alejarle de ello. Cristina Martín [email protected]