• Estadística confirma lo adelantado en abril, el repunte del empleo (0,8%) y un aumento del 1,6% en el gasto de las Administraciones.
  • Pero la clave está en el crecimiento del consumo privado.
  • Según el Gobierno, el PIB del segundo trimestre será aún mejor.
En el aumento del consumo y la inversión están las claves que han permitido que la economía española haya crecido un 0,9% en el primer trimestre, según los datos publicados este jueves por el INE. Este avance, dos décimas por encima del registrado en el último trimestre de 2014, confirma lo adelantado en abril: un crecimiento tasa interanual del 2,7% (frente al 2% del trimestre anterior). Además, entre enero y marzo, el empleo creció un 0,8% en tasa trimestral y un 2,8% en tasa interanual, lo que supone un incremento neto de 458.000 empleos equivalentes a tiempo completo. Sube también el gasto público y se mantiene la mejora en inversión y consumo. Según el INE, la contribución de la demanda nacional al crecimiento interanual del primer trimestre fue tres décimas superior a la que tenía en el cuarto trimestre de 2014 (pasa de 2,7 a 3 puntos). Dentro de la aportación de la demanda interna llama la atención el aumento del gasto de las Administraciones Públicas ( 1,6%). Sin embargo, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Íñigo Fernández de Mesa (en la imagen), ha quitado importancia a este hecho y ha asegurado que hace un año también se produjo una "cierta aceleración" del gasto público. En todo caso, ha señalado que "el que está siendo realmente el gran motor de la activación y la recuperación económica es el sector privado". También fue importante la aportación de la inversión, que creció un 1,3% trimestral, con sólidos avances tanto en construcción ( 1,5%) como en bienes de equipo ( 1,4%), aunque en este último capítulo el incremento se ralentizó respecto a los de trimestres previos. En cuanto al consumo de los hogares, mantuvo el tono de los cuatro trimestres previos y aumentó un 0,7%, porcentaje algo menor que en los tres trimestres anteriores. En cuanto a la demanda exterior, ha mejorado algo su comportamiento y entre enero y marzo restó cuatro décimas menos al PIB que en el trimestre pasado (de -0,7 pasa a -0,3 puntos). Asimismo, Fernández de Mesa ha adelantado que los datos recogidos entre abril y mayo indican que "el segundo trimestre podría ser incluso mejor que el primer trimestre". Andrés Velázquez [email protected]