• Aunque ni los amigos de Puchi aceptan la teleinvestidura y un presidente en el exilio.
  • Lo importante: Cristóbal Montoro refuerza su control sobre sus compañeros de Gabinete.
Consejo de Ministros del 12 de enero. En este país no cabe un tonto más. Para entendernos, el titular que resume el Consejo de Ministros del viernes es el recurso preventivo ante el Tribunal Constitucional, si el amigo Carles Puigdemont se empeña en ejercen de presidente holográmico o, simplemente, en ser investido en la distancia, de forma telemática. Y ojo, porque Puigdemont se está quedando solo: ni los amigos de Puchi aceptan la teleinvestidura y un presidente en el exilio. Suena a pitorreo y, sobre todo, suena a cobardica. Mientras, Junqueras está en la cárcel el señorito Puchi pasea por la capital de la UE. Y cuando se enfríe el procés, ¿qué va a hacer el Gobierno? Porque aquí el único ministro que trabaja es el titular de Hacienda, un tal Cristóbal Montoro. Don Cristóbal, a falta de Presupuestos para 2018, ha invocado sus propios límites de gasto: cuando un Ministerio cubra el 50% del Presupuesto tendrá que empezar a pedir permiso a Hacienda para cualquier tipo de inversión o gasto, no vaya a ser que a fin del ejercicio se haya pasado el 100 por 100. Eso es gobernar, lo de Cataluña, por una parte pero también por la otra, empieza a ser eso: que en España no cabe un tonto más. Eulogio López [email protected]