• Y del ABC: el diario de derechas, golpea a Montoro.
  • Conexión. Rubido-Castro y Enríquez-Caracoles.
  • Y el gran problema, el demográfico, se oculta: menos fondo de reserva y préstamos a la seguridad Social…
  • Y una ley de autónomos que no cambie nada…salvo que Fátima Báñez ha caído en la cuenta de que el autónomo es el eje de la actividad económica.
Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del jueves 29. El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo (en la imagen junto a Báñez), continúa en tono plural: primero canta las excelencias de la acción del Gobierno y luego asegura que el futuro de España radica en el diálogo. No está mal cuando España atraviesa una crisis institucional y el mismísimo ABC se atreve con Cristóbal Montoro. Primero, porque directivos e importantes periodistas del medio están sometidos a inspecciones fiscales, ciertamente, pero también porque la veda contra Montoro se ha abierto. La ha abierto Soraya Sáenz de Santamaría con el permiso de Rajoy. Para entendernos, Montoro es el baluarte de la ortodoxia y para mantener contento a Albert Rivera, socio fundamental, había que sangrar al miura Montoro y entonces es cuando el amigo Méndez de Vigo asegura que el PP baja impuestos. ¡Qué cosas! Así que la conexión Carmen Martínez de Castro, Bieito Rubido, y la de María G. Pico (Caracoles)-Luis Enríquez, han funcionado para crucificar a Montoro. Luego llega la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Nos comunica que todo va bien en empleo y nos anuncia una ley de autónomos que parece reflejar la convicción del Gobierno de que el autónomo constituye el eje de la actividad económica. Sólo que como no hay margen para reducirles los impuestos pues se reducen en pequeñas gotas y que el autónomo, el elemento más productivo de todos, se las arregle como pueda. Y llegamos al tema central, el mayor problema de la España actual, el único problema económico: el envejecimiento de la población. 9,5 millones de pensionistas y nómina creciente, con importe récord cada mes. Para la extra de julio, el Gobierno he hecho dos cosas: un préstamo para la Seguridad Social y tirar, otra vez, del fondo de reserva, que se queda sin reservas. Pero nadie hace lo que es lógico hacer: primar la maternidad con un salario maternal en condiciones y, a corto plazo. Retrasar la edad de jubilación. No hay otro remedio. Los políticos lo saben pero nadie se atreve a ponerle cascabel al gato. En  el entretanto, continuamos mintiendo. Eulogio López      [email protected]