• Los morosos al Fisco con sentencia firme serán publicados.
  • Con sentencia firme, así que habrá que esperar.
  • Y quedan los más de 700 no reconocidos de la amnistía fiscal.
  • Se buscan famosos enfangados… como Rato.
  • Y la ministra Pastor incuba otro frente de pleitos judiciales. Ahora puede que sea el concesionario quien pague la RPA.
  • Seguimos colonizados. Prórroga para utilización por parte del ejército norteamericano de la Base de Morón de la Frontera.
  • Mini-PIVE para coches eléctricos.
Consejo de Ministros del viernes 17. Al terminar su comparecencia con los periodistas, junto a los ministros Montoro y Pastor, la vicepresidenta Soraya sale a velocidad de crucero de la sala de prensa de Moncloa, seguida muy de cerca por la mejor filtradora de rumores interesados (a veces, incluso, noticias ciertas) de toda la historia democrática española, su directora de Gabinete, María González Pico. No era el momento de hablar porque los periodistas, gente irresponsable donde las haya, sólo querían preguntar por el "caso Rato". Y a Soraya, que ha tenido no poco que ver con la puesta en escena, no le apetecía el asunto. No olvidemos que ella es la que ha ganado otra batalla a Mariano en el rostro de Rodrigo. Siete anteproyectos de ley: cinco de Hacienda, uno de Sanidad y otro de Fomento. Pero no se alarmen: la atención se centra en dos: la reforma de la Ley General Tributaria y la nueva norma de la titular de Fomento, Ana Pastor, para reducir la RPA (Responsabilidad Patrimonial de la Administración). Con las radiales sin arreglar a lo largo de una legislatura, ya ha tenido bastante. La Ley General Tributaria, o norma del retrato, abrirá al público el listado de morosos, es decir, defraudadores, con sentencia firme. O sea, que tómenlo con calma. Queda también el listado no menos importante de la amnistía fiscal, que con el asunto Rato se ha puesto muy de moda: todo el mundo quiere conocer los nombres. En cualquier caso, la tarea de Montoro en ese punto, en el de recuperar impuestos, ha sido buena. Ahora, cuando se mitigue la economía sumergida, falta la segunda parte: reducir impuestos. El segundo anteproyecto importante es el de carreteras. ¿Por qué? Pues porque la ministra Pastor (mantuvo otro pulso la semana pasada para que la vicepresidenta Soraya no le arrebatara protagonismo en Canarias, con motivo del hundimiento del pesquero ruso), tras el asunto de la radiales, ha decidido reducir de nuevo la RPA. Ahora, cuando el incumplimiento de un contrato o de una concesión sea culpa del concesionario, no del Estado, será aquél quien cubra con los costes. Yo creo que debería ser así siempre, no sólo cuando se tenga responsabilidad directa pero, en cualquier caso, el problema sigue siendo el mismo: quién y cómo se decide el culpable. Porque si el Gobierno, como es habitual en Ana Pastor, quiere imponer sus tesis a los operadores privados, puede encontrarse con lo que se ha encontrado en el caso radiales: que los privados le lleven a los tribunales. Por cierto, se prorroga y amplía la utilización, por parte del ejército norteamericano, de la base de Morón de la Frontera para participar en África, sobre todo para el norte y oeste de África: 1.100 hombres hasta 2016. Es decir, cada día más colonizados por Washington. El Gobierno también ha lanzado un PIVE para vehículos eléctricos. Y exige a los concesionarios un puesto de recarga por cada coche vendido. Eulogio López [email protected]