• Soraya asegura que no se puede confiar en Mas pero con ello no hace otra cosa que agrandar el narcisismo de Mas.
  • El cinismo de Uxue Barkos: habla de una Navarra fracturada y nombra consejera de Interior a una proetarra.
  • La reforma de la Administración consiste en meter a los burócratas en Internet.
  • ¿Políticas activas de empleo? FP y emprendimiento: que te forjes tú mismo, tu propio puesto de trabajo.
  • La ministra Báñez facilita el pago de cuotas sociales. Sí, pero no las reduce.
Consejo de Ministros del 24 de julio, víspera de Santiago Apóstol, patrón de España. La vicepresidenta del Gobierno, incluso vicepresidenta primera, y única, Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen, escoltada por Jorge Fernández Díaz y Fátima Báñez), sale al ruedo y explica a los periodistas que hemos dado un giro de 180 grados en nuestro mercado laboral. Y entonces lo suelta: tenemos "una tasa de paro que ya es mejor que la que teníamos cuando llegamos al Gobierno". En primer lugar, no es cierto, todavía no se ha conseguido, aunque estamos a punto. Ahora bien, tener la misma tasa de paro que cuando accedió el PP a La Moncloa en diciembre de 2011, ¿es un éxito? Si es cierto que la herencia económica que Rajoy heredó de Zapatero era más envenenada, mucho más, que la que le dejara González a Aznar, aunque don José María se empeñe en lo contrario, pero también lo es que no se puede considerar un éxito una tasa de paro que nos sitúa a la cabeza de toda la OCDE con permiso de Grecia. Estamos a final de legislatura. El ministro del Interior, Jorge Fernández, el que explica los asuntos con mayor prodigalidad y por lo tanto el más criticado por los periodistas presentes (los plumíferos somos así), nos explica la puesta en marcha de la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo. Estará en Vitoria (por ETA) y tendrá una filial en Madrid (por el 11-M). Bien está, pero me temo que un centro sea una homenaje, pero no cambie la situación. El problema tanto del terrorismo etarra como de los yihadistas es que ninguno de los dos se arrepiente de lo perpetrado (salvo excepciones). Buena prueba de ello, es que María José Beaumont, la proetarra consejera de Interior del Gobierno navarro (nombrada por otra cínica como Uxue Barkos), ha aprovechado la situación para exigir más competencias para la policía navarra y para referirse en tono despectivo al ministro del Interior, Jorge Fernández. Vamos, otra arrepentida. Y a Barkos le califico de cínica porque hay que serlo para asegurar que luchará por la concordia entre los navarros, una sociedad fracturada, mientras nombra responsable de Justicia e Interior a una defensora de etarras. Más asuntos del Consejo. La vicepresidenta nos explica el Informe CORA (reforma da la Administración pública) como cada trimestre… sólo que nos lo cuenta cada 15 días, a veces cada semana. Soraya nos 'sorprende' a todos asegurando que la reforma del Estado constaba de 222 medidas, 172 de las cuales "están completamente finalizadas y otras 37 notablemente avanzadas". El nuevo modelo de administración consiste en meter a los burócratas en Internet. Ojo que Internet es una espada de doble filo. Despersonaliza los trámites y eso es gravísimo. Eso sí, a cambio, consigue acelerar esos trámites y se supone, evitar colas, paseos, etc. De acuerdo, pero despersonalizando la relación entre Administración y administrados. Soraya está emocionadísima, con lo que considera su obra personal de la legislatura: 2.297 entes -empresas y organismos- públicos suprimidos. Y, atención, 22.300 millones de euros ahorrados para los españoles, "casi lo que cuesta el subsidio de paro al año" y hasta 29.600 millones de euros si añades las subvenciones suprimidas. Informes trimestrales con resúmenes semanales. ¿Hasta cuando vicepresidenta, nos lo vas a seguir repitiendo? Y Soraya responde lo del chiste: hasta que te lo aprendas, desgraciado. Fátima Báñez, titular de Empleo, nos habla del nuevo plan de políticas activas de empleo al tiempo que defiende la última EPA. Que no, que no hay precariedad: "3 de cada 4 españoles trabajan con contrato indefinido", algo más que con ZP pero lo cierto es que muy poco más. Y lo más importante: "ya hay más personas con empleo afiliadas a la Seguridad Social que cuando llegamos al Gobierno". Dejando aún algo feo el crecimiento puramente vegetativo, insisto: ¿Eso es un éxito? En cualquier caso, hasta Báñez, una ministra eficiente, cae en la trampa y asegura que ya supera a ZP. Vamos que, al aparecer, lo que importa no es la presunta mejora del desempleo sino lo bien o mal que queda el Gobierno Rajoy en ese escenario. ¿Y en qué consisten las políticas activas de empleo? Pues formación profesional y emprendimiento, es decir, que te forjes tu mismo tu propio puesto de trabajo. Por cierto, en una medida a medias laboral y a medias administrativa, Báñez nos anuncia la liquidación directa de cuotas sociales. No, no significa que vaya a reducir el oneroso impuesto laboral, sino que va a facilitar su pronto pago. Y no se corta un pelo: "esto mejorará la lucha contra el fraude". No lo creo: el fraude laboral consiste, mayormente, en que los impuestos laborales, las cuotas, son tan altos que no tengo a los trabajadores dados de alta. No es que pague pocas cuotas, es que no pago ninguna. A lo mejor no se trata de facilitar el pago de las cuotas sociales sino de reducir las cuotas sociales. Turno de preguntas. Las hay sobre Cataluña y sobre Cataluña. Es decir, que el narcicismo de Artur Mas se crece con cada intervención de Soraya. Es lo que desee el nacionalismo : que no haya otro tema de conversación en toda España que ellos mismos, que el hecho diferencial catalán. Porque a la postre, tu puedes decir que no se puede confiar en Artur Mas (cierto, ha enloquecido), pero al presidente de la Generalitat no le importa que le insultes con tal de que no dejes de hablar de él. Y encima no nos explica las medidas que el Gobierno puede tomar contra él. Pues seguiremos en la incertidumbre permanente: el único que gana con ello es Artur Mas y el independentismo catalán. Eulogio López [email protected]