• Hablamos de delitos sexuales de todo tipo, no sólo de pedofilia.
  • Ventaja del Registro: que un condenado por pederastia no vuelva a trabajar con niños.
  • Peligro: Has cumplido tu pena pero nunca terminarás de pagar tu culpa.
  • El Estatuto del personal militar: más ideología de género o tiranía feminista.
  • Militares españoles en el exterior: mantenemos algo más de 2.000 efectivos en siete países distintos.
  • Hepatitis C: ya sabemos que hay 92.000 afectados en España. Se tratará a más de 50.000 y ya han sido tratados 32.000.
  • Con el PP sólo funciona la amenaza.
  • Debates electorales: "Dios nos dio la palabra para ocultar el pensamiento".
Consejo de Ministros del viernes 11 de diciembre, penúltimo de la legislatura. La vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría sale acompañada de Rafael Catalá, titular de Justicia, para dar cuenta de la creación del Registro de delincuentes sexuales. (Ambos en la imagen). Con condena firme hay en España 43.700 sujetos. Ojo, se trata de todo tipo de condenas sexuales, no sólo pederastas y violadores. También figuran acosadores, exhibicionistas etc. Sólo tendrán acceso a él jueces y policías, no figurarán las víctimas y el certificado de no figurar en tan selecto club será necesario para trabajar con niños en educación, voluntariado, etc. Esta es la parte buena. La mala es que este registro significa que han cumplido tu pena pero nunca acabarás de pagar tu culpa. Estás estigmatizado de por vida. Y la prueba es que no existe un registro de homicidas con condena en firme. Al menos no uno unificado, ni mucho menos de mujeres abortistas porque eso, naturalmente, no es delito, es un derecho. En el fondo, el Registro supone un reconocimiento de dos cuestiones: que para el ambiente progre no hay nada más grave que la pedofilia (que lo es, y mucho) y que la depredación sexual que, naturalmente siempre se asigna al hombre y no a la mujer. (No existen pederastas mujeres que se sepa). Y la segunda, que la ideología de género sólo admite la cadena perpetua. Al fondo, naturalmente, la idea madre de la ideología de género que ha abrazado toda nuestra clase política: la mujer es bonísima y el varón es un depredador canallesco. En cualquier caso, Catalá explica que así se evitarán sucesos lamentables, por no poseer información sobre las personas que trabajan con niños. Y ante eso, nada tengo que objetar. Por cierto, el ministro no supo explicar a Hispanidad cuántos pederastas y cuántos violadores hay en esa cifra y cómo evolucionan los delitos sexuales, especialmente con menores. Esperemos que el registro sí posea esa información y esperemos que sólo jueces y policías puedan acceder a ese registro. Más acuerdos del Consejo de Ministros. Vivimos en tiempo de ideología de género, mayormente tiranía feminista. Por tanto, el Gobierno hace un estatuto del personal militar, con las reglas de acceso, permanencia y salida del cuerpo. Pues bien, la principal novedad consiste en las militares acosadas, quien pondrán cogerse la excedencia a voluntad sin perder sus derechos (aunque supongo que sí su sueldo). Y saben hay que acabar con el machismo en las Fuerzas Armadas. Como decía un capitán responsable de dos pabellones, uno de hombres y otro de mujeres: "Tenía muchos problemas para que no hubiera trasvase de pabellones por la noche: sobre todo, desde el de ellas hacia el de ellos". Se prorroga, que no se incrementa, la presencia militar española en misiones en el exterior. Tenemos ahora unos 2.000 efectivos en siete países distintos. Nos piden más pero Rajoy no moverá un dedo hasta el 20-D. Hepatitis C: ya sabemos que hay 95.000 afectados en España. Se empezará tratando a más de 50.000. Ya han recibido tratamiento 32.000. Y es que los enfermos de Hepatitis C se movilizaron a lo bestia y con amenazas y ya se sabe que con Rajoy sólo funciona eso: la amenaza. Sobre actualidad política poco, claro. Y así nos encontramos con una vicepresidenta tautológica. Cuando le preguntan sobre los debates (¿De verdad ganó Soraya?) nos sale con la siguiente y muy redonda proposición: "Lo bueno de los debates es que permiten a los ciudadanos ver, cara a cara, lo que piensan los candidatos". Esta chica es muy inteligente. Aunque yo creo que confunde el objetivo de un debate con la perversión del mismo que perpetran los políticos, entre otros ella, siempre fieles a la sentencia del labriego: "Dios nos dio la palabra para ocultar el pensamiento". Eulogio López [email protected]