• Según el titular de Sanidad, se multiplican las 'peticiones' para los 100 euros mensuales.
  • Pero sigue siendo menos dinero que en Europa, para menos madres y durante menos tiempo. Este chico tiene mucha cara.
  • Y sobre el aborto: tiene claras las ideas, aunque no los tiempos. Total: sólo llevamos esperando tres años y seguimos sin ideas.
  • Más genialidades de superalfonso. Dos proyectos de ley huecos: el del Tercer Sector y Acción Social y el del Voluntariado. Alonso tiene que justificar su fugaz paso por Sanidad.
  • El nuevo sofisma de Soraya: como el FMI y Angela Merkel nos felicitan, es que lo estamos haciendo bien.
  • El Ejecutivo apunta bien en las ideas-fuerza contra la corrupción: que los sobornados devuelvan el soborno a la comunidad. Pero quizás sea tarde.
  • Base de Morón de la Frontera. Ya que no tenemos ejército, los marines norteamericanos nos utilizan como base de operaciones.
  • La ministra Pastor une su suerte a la del Ceo de AENA, José Manuel Vargas. Que no le parece nada.

Consejo de Ministros del viernes 23 de diciembre. Ha servido para que el nuevo titular de Sanidad, Alfonso Alonso (en la imagen junto a Pastor y Sáenz de Santamaría), se estrene ante los medios. Bueno, el jueves lo hacía ante ese parlamento bis que es el Foro de la Nueva Economía. El ministro filósofo aseguró que una cosa es la religión y otra la política, a resultas de lo cual, y en aristotélica conclusión, resulta que puedes ser a la vez católico de religión y abortero de profesión. Y a esta nueva doctrina del escolástico titular de Sanidad del Gobierno Rajoy deberíamos catalogarla con la ponderada denominación de neo-coherencia. O así, que dijo un vasco, que Alfonso Alonso es de Vitoria.

Total: que Alonso nos explicó que todavía no tiene claras las fechas de la mutilada reforma del aborto -a fin de cuentas, el PP sólo lleva tres años con esta broma- pero que ya tiene claras las ideas. Tiene clarísima la idea de que lo único que va a reformar es la fruslería del permiso paterno para que las menores puedan eliminar a su hija en sus mismísimas entrañas. Original que es el chavalote. Lo ha pensado él solito, y le ha costado toda la legislatura.

Pues con la familia ha ocurrido algo similar, 24 horas después. Alonso se presentó como fiel escudero de Soraya Sáenz de Santamaría -a quien había calificado de presidenta un día antes- ante los plumíferos de Moncloa, tras el Consejo de Ministros. Bueno, al otro lado estaba ese alma en pena que es la titular de Fomento, Ana Pastor, marianista, antisorayista y sobre todo, ministra fracasada del Gobierno Rajoy: no le sale una ni queriendo. 

Pues bien, Alonso nos presentó dos proyectos de ley de grandísima envergadura, oh sí. Otras dos genialidades de superalfonso. Dos anteproyectos de ley huecos: el del Tercer Sector y Acción Social y el del Voluntariado: tiene que justificar su fugaz paso por Sanidad.

Lo del voluntariado representa otra de las especialidades del PP: hacer suyos los logros de los demás o del conjunto de la sociedad. Soraya es una verdadera especialista en la materia y su discípulo Alonso la secunda: "6 millones de españoles participan en acciones de voluntariado". Bueno ¿y qué? ¿Por eso hay que regularlos? No se trata de ningún mérito del Gobierno.

Y lo mismo ocurre con la llamada ley del tercer sector, o subvenciones para gente que lo pasa mal. Esto sí es asunto de un Gobierno porque para eso maneja el dinero de los demás: el de los ciudadanos.

Y entonces es cuando Alonso entra en trance y nos explica que está abrumado porque, en apenas tres semanas del presente año, son miles las solicitudes para recibir la paga de los 100 euros mensuales por hijo.

¡Hay que tener rostro pétreo! En primer lugar, esos 100 euros ya estaban en vigor. Lo que ha hecho Montoro es ampliar el número de personas que pueden acudir a él, al convertir en familia numerosa a cualquiera que tenga un discapacitado a cargo.

Ahora bien, esos 100 euros son una burla. En primer lugar, se da a mujeres trabajadoras -las paradas que se fastidien-; en segundo lugar, en los países de nuestro entorno, la cantidad es del triple o del séxtuplo, para todo tipo de madres. En tercer lugar, no son sólo hasta que el hijo cumpla los tres años y sino hasta la mayoría de edad del hijo. Porque a los cuatro años, el niño debe seguir siendo alimentado. Eso por no hablar de ayudas complementarias para la cría, guardería, etc., etc., etc.

Y esta nimiedad, esta racanería del Gobierno Rajoy con la familia y con la paternidad, la presenta don Alfonso Alonso como todo un logro. ¡Hay que tener rostro pétreo! El Gobierno Rajoy se ha especializado en mofarse de la familia y de los padres que tiene hoy la heroicidad de tener hijos. Aunque claro, si hasta el Papa habla de 'conejas', supongo que al grandísimo ministro Alonso le parecerá poco burlarse de la familia de forma tan aviesa… suponiendo que sea consciente de la burla. Está claro, Alonso sólo tiene un año de ministro y está dispuesto a ser el titular que más titulares produzca. Que se hable de uno aunque sea bien.

Más noticias del Consejo. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, la reina del sofisma, nos demuestra que el PP lo ha hecho de miedo en política económica. La prueba del algodón es que nos felicita tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como la canciller alemana Angela Merkel. Al parecer, olvida 'la vice' que a Alemania le conviene que España se apriete el cinturón lo más posible, y al FMI -un organismo dedicado a que los deudores paguen sus deudas- la suerte de los españoles le trae sin cuidado: lo único que le preocupa es el déficit fiscal. Por eso, cuando el FMI te felicita tiéntate las ropas: significa que tu economía va mejor mientras la economía de los ciudadanos renquea. 

Sale a colación, cómo no, Bárcenas, que se nos ha vuelto filósofo en la cárcel. Naturalmente doña Soraya no comenta noticias judiciales peeeeeeero… recuerda los años de cárcel que le podían caer a Bárcenas. Además, a Soraya no le preocupa Bárcenas: incluso podría hacerle el gran favor de tirar a Rajoy y obligarle a ella, con gran dolor y mucho esfuerzo, a convertirse en presidenta.

Y ya puestos, preguntada por los enfrentamientos internos del PSOE, con un Pedro Sánchez un pelín grogi, nuestra líder asegura que no comenta la actualidad de otros partidos peeeeeeero asegura que la estabilidad política cotiza en bolsa y que si el Gobierno ha podido sacar adelante sus luminosas reformas ha sido porque la "estabilidad también cotiza en bolsa".

Hombre, mire usted, la estabilidad cotiza en bolsa pero no tiene por qué cotizar en la economía real. En segundo lugar, ¿a qué estabilidad se refiere usted? ¿A la de la mayoría absoluta del PP? ¿Y eso qué tiene que ver con las tribulaciones de Pedro Sánchez? En cualquier caso, doña Soraya otorgó carta de naturaleza a la crisis del PSOE al advertir que no comentaría "la crisis" del PSOE. Do you understand?

Eso sí, el PP apunta una nueva idea de regeneración democrática que aclararía la habitual exageración a la que se someten los casos de corrupción: que los sobornados devuelvan el soborno a la comunidad. Esto es: menos rasgarse las vestiduras por la corrupción y menos exagerar: que devuelvan lo robado. Pero quizás sea tarde para que el PP encabece la manifestación regeneradora.

Más acuerdos del Consejo de Ministros: se inician las negociaciones ente el Gobierno español y el norteamericano para la utilización de la base militar de Morón de la Frontera por los marines. De entrada, pierdan cuidado: las negociaciones llegaran a buen puerto. Hay que mantener el paripé de soberanía nacional y poco más. Además, si no tenemos ejército, tenemos que dejar que nuestro suelo lo utilicen los marines norteamericanos como base de operaciones. Alguien tiene que defendernos. Vergonzoso pero cierto.

¿Y por qué hay que negociar una base que ya utilizan como les viene en gana? Porque ahora la utilizarán más y de forma permanente. Será su centro de operaciones en África. Esto funciona así y el Gobierno Rajoy nunca se ha planteado una tarea urgente: rehacer el derruido Ejército español.

Pero la estrella del Consejo era la OPV de Aeropuertos Españoles (AENA). En Hispanidad ya hemos hablado de ello, así que les ahorro los pormenores. Sí apuntar que la ministra Ana Pastor ha unido su suerte a la de su Ceo, José Manuel Vargas. Estaba necesitada de un triunfo político porque nada le sale a derechas: ni la liberalización del AVE, ni las radiales… así que ha tirado hacia adelante con AENA. Y aún le puede salir rana. O la rana convertirse en príncipe.

Eulogio López

[email protected]